Pasión Tricolor 1010 AM
Seleccionar página

Para vos Lucas, y para tu familia, antes que para nadie, fue este triunfo

 

Un 15 de diciembre como hoy, pero de 2019, Nacional le ganó 1 a 0 a Peñarol, en el Estadio Centenario, por la final del Campeonato Uruguayo. De esta manera el Decano se consagró Campeón venciendo al tradicional rival y levantando la tan anhelada Copa.


Reviví el gol que nos dio el Uruguayo 47, en el relato de Javier Moreira ”el relator tricolor”, junto al comentario de Matías Méndez y el tetra campeón uruguayo Martín Del Campo #159titulosoficiales #NadieganóMás #LaRadiodelHincha ¡Sentimos lo mismo!

 

 

Para el equipo de Pasión Tricolor, LUIS MEJÍA fue la figura del encuentro, el jugador Nacional BBVA, MATÍAS ZUNINO se llevó el voucher para que siga metiendo en una de las 36 habitaciones temáticas en EL Edénen tanto MATHÍAS LABORDA Y SANTIAGO RODRÍGUEZ completó el podio llevándose el libro que entrega Estudio Hugalde a los más inteligentes.

 

Llegó lo que tanto anhelábamos. Después de un año muy difícil. Con muchas, pero muchas dificultades a lo largo de toda la temporada, que se fueron sorteando, finalizando en la noche de hoy, con este triunfo, con otra victoria clásica y vuelta olímpica «en la cara» del tradicional rival.

No fue fácil. Nunca lo es en estas instancias. Se sintió notoriamente la ausencia del «Rafa» García en la mitad de la cancha. Gutiérrez confió en Cardacio, pero el «Bochita» nuevamente debió salir por estar amonestado y para no arriesgar una posible roja. En su lugar ingresó Gabriel Neves, de buena actuación, regresando tras algunos partidos de ausencia.

Nacional realizó solamente la variante obligada de Cardacio por García con respecto al clásico del miércoles por la final del Clausura. Pero el DT de Peñarol, Diego López, realizó ocho variantes de un partido al otro. Por lo cual, fue otro partido, más parejo, más luchado. También la lluvia que cayó de manera incesante durante los 90 minutos jugó su papel, haciendo que la cancha estuviera más rápida, y que sea más difícil controlar el balón, lo cual hizo también, que el juego se empareje y que la superioridad que podía llegar a tener el Decano, según lo que muchos pensaban en lo previo, no fuera tal.

Luis Mejía fue gran figura realizando varias atajadas importantes en el primer tiempo. El rival tuvo sus llegadas. Nacional también tuvo las suyas, pero no le embocó al arco. La más clara fue de Felipe Carballo, a los 23 minutos, pero el cabezazo, tras el pique, se fue por arriba del travesaño.

El arbitraje de Cunha fue malo. Como dijo nuestro comentarista Matías Méndez, Peñarol debió terminar el primer tiempo con 9 jugadores. Dos faltas descalificadoras de Fabián Estoyanoff y Gastón Rodríguez fueron penadas con amarilla, cuando en realidad fueron de expulsión. Ni siquiera los hombres del VAR, Leodan González y Daniel Fedorczuk (qué nenes) fueron capaces de avisar para que el árbitro revea la decisión.

El segundo tiempo fue de ida y vuelta. El cansancio empezó a jugar su partido. El mediocampo empezó a ser una «pista» donde había vía libre. Cuando Nacional agarraba la pelota de tres cuartos de cancha hacia adelante, se veía que podía llegar el gol, pero por una razón u otra, siempre se terminaban abortando las jugadas. Faltaba precisión en los últimos metros.

Peñarol insinuó algo más con el ingreso de Pellistri. El partido era parejo, de ida y vuelta como dijimos. Los dos equipos podían llegar al gol. Hasta que llegó esa pelota quieta, ese córner, a falta de solo 10 minutos. Levanta «Santi» Rodríguez, despeja la defensa, y el rebote lo toma el «Seba» Fernández, quien otra vez vuelve a ser decisivo en un clásico: mete un buscapié picante, que cruza toda el área, para que el último de todos, Matías Zunino, la empuje hacia la red. Gol, desahogo, locura, todos afónicos… y a aguantar los 10 minutos que faltaban.

Fue impresionante lo que cantó la hinchada de Nacional en esos últimos minutos alentando al equipo. Se veía más cerca que nunca el tan anhelado título. Se peleó a muerte cada divida, cada tranque, cada despeje. Llegaron las tarjetas rojas que disminuyeron al rival. Primero la de Lores y luego la de Dawson, tras la distracción insólita de Guzmán Pereira, y el mérito enorme de Bergessio en pelear esa pelota e intentar irse hacia el arco.

Sobre el final pudo llegar el segundo gol tricolor. Bergessio lo tuvo dos veces. En la primera, el arquero improvisado Pereira le tapó el mano a mano. En la segunda, el capitán tricolor anotó, pero el tanto fue anulado por offside, privándole al argentino de festejar su primera conquista en un clásico oficial.

Finalmente Cunha pitó el final y se desataron los festejos en todo el Uruguay por la consagración del Decano. La Colombes, la Olímpica y la América fueron una fiesta sin parar. La gente gozó con la entrega de la Copa, la vuelta olímpica, los jugadores subidos al travesaño festejando.

Fue un año difícil, que empezó muy mal, pero por suerte la Directiva reaccionó a tiempo, cesando al argentino Eduardo Domínguez y contratando a Alvaro Gutiérrez, gran responsable de este nuevo Campeonato para el Bolso. El «Guti» es sinónimo de triunfo: segundo Uruguayo que gana, y otra vez con final clásica. Su especialidad es vencer a Peñarol. Disputó 8 clásicos oficiales como DT, ganando 5 y empatando 3. Se recurrió a él en el momento más difícil, 9 puntos abajo en la Anual, se podrá decir que juega «lindo» o «feo» pero la realidad es que el objetivo lo cumplió, tras superar todo tipo de obstáculos.

Desde #LaRadioDelHincha, felicitamos a todo Nacional, al plantel en su totalidad, al cuerpo técnico, funcionarios, y a la Comisión Directiva, que asumió hace un año y tuvo que sacar al club de una crisis muy grande en todos los aspectos, tanto económico, como deportivo y político. Lo fue haciendo de a poco, como pudo, con aciertos y errores, pero cumpliendo con el objetivo más importante que el propio presidente José Decurnex había expresado públicamente desde el principio: GANAR EL CAMPEONATO URUGUAYO.

EL FINAL MENOS PENSADO. Lamentable fue lo que sucedió tras el partido, cuando el pueblo tricolor festejaba en la Av. 8 de Octubre. A pocas cuadras de la Sede de Nacional, un miserable cobarde, desde unos 20 metros, por la calle Presidente Berro, efectuó seis impactos de bala hacia la muchedumbre, acabando con la vida de un Bolso. Para vos Lucas, y para tu familia, antes que para nadie, va este triunfo. Que descanses en paz, hermano, y ojalá haya justicia.

 

NACIONAL 1 – PEÑAROL 0

Cancha: Estadio Centenario.  Juez: Andrés Cunha. Asistentes: Nicolás Tarán y Carlos Barreiro. Cuarto árbitro: Jonathan Fuentes.

Árbitro VAR: Leodan González. Asistente VAR 1: Daniel Fedorczuk, Asistente VAR 2: Richard Trinidad. Observador VAR: Juan Cardellino. Asesor de Árbitros: Carlos Pastorino.

NACIONAL: Luis Mejía, Armando Méndez, Guzmán Corujo, Mathías Laborda, Matías Viña, Felipe Carballo, Mathías Cardacio (28′ Gabriel Neves), Santiago Rodríguez (86′ Thiago Vecino), Matías Zunino, Gonzalo Castro (83′ Sebastián Fernández) y Gonzalo Bergessio. Director Técnico: Alvaro Gutiérrez. Suplentes: Sergio Rochet, Felipe Carvalho, Brian Ocampo, Pablo Barrientos.

PEÑAROL: Kevin Dawson, Ezequiel Busquets, Fabricio Formiliano, Rodrigo Abascal, Gabriel Rojas; Fabián Estoyanoff (66′ Facundo Pellistri), Jesús Trindade (62′ Matías De Los Santos), Guzmán Pereira, Ignacio Lores; Gastón Rodríguez (82′ Luis Acevedo) y Xisco Jiménez. Director Técnico: Diego López. Suplentes: Thiago Cardozo, Giovanni González, Agustín Canobbio, Cristian Rodríguez.

Gol: 80′ Matías Zunino (N).

Tarjetas amarillas: 3′ Ezequiel Busquets (P), 13′ Mathías Cardacio (N), 27′ Guzmán Corujo (N), 31′ Gabriel Rojas (P), 41′ Gastón Rodríguez (P), 45′ Fabián Estoyanoff (P), 46′ Ignacio Lores (P), 62′ Matías Viña (N), 56′ Diego López (entrenador de Peñarol), 90′ Fabricio Formiliano (P).

Tarjetas rojas: 84′ Ignacio Lores (P), 89′ Kevin Dawson (P).

Incidencia: Guzmán Pereira atajó desde los 89′ después de la expulsión de Kevin Dawson.

Más noticias con la misma Pasión

Compartí tu Pasión Tricolor