Pasión Tricolor 1010 AM

Serie cuesta arriba, no salió nada de lo planteado por el DT

 

Nacional cayó 2 a 1 ante Peñarol, este jueves por la noche, en el Gran Parque Central, por la ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Compartimos el comentario final de nuestro comentarista Matías Méndez:

 

CRÓNICA:

Una pobre imagen la que ofreció Nacional esta noche. Decepcionante. Por la importancia del partido, por toda la expectativa que había, por el tiempo que hubo de preparar bien esta llave, y porque veníamos de un triunfo clásico pocos días atrás. Ni el más pesimista hincha tricolor esperaba un rendimiento tan bajo del equipo, que fue superado futbolísticamente y perdió con justicia.

Alejandro Cappuccio es gran responsable, cometió errores desde la conformación inicial del equipo, con una línea de cuatro donde los dos laterales tienen poca subida, en particular Mathías Laborda que hace varios partidos viene mostrando falencias en ese sector, estaba Armando Méndez, un lateral natural, a la orden, pero prefirió dejarlo de suplente y ponerlo a los 70 minutos. No se entendió.

Por el otro costado un Christian Almeida que se proyectó muy poco en ofensiva y tuvo errores en la marca, como en el primer gol, donde debió hacerle la falta a Canobbio antes de ingresar al área, aunque reciba la amarilla, pero cortar la situación de gol. No lo hizo y la jugada terminó en el 1 a 0, en un momento clave, al finalizar el primer tiempo. Fue un golpe muy duro para un Nacional que ya venía jugando mal, y para colmo pasaba a estar debajo en el score.

En el mediocampo también hubo bajos rendimientos. Maximiliano Cantera había tenido un gran clásico por el Apertura, pero el técnico decidió dejarlo en el banco esta vez, para poner a un Gabriel Neves de bajo nivel. En el segundo tiempo cuando ingresó, Cantera fue de lo más claro con pelota dentro de un pobre panorama.

Muchos esperábamos una reacción de Nacional en esa segunda parte al ir en desventaja, pero nunca llegó, ni en actitud ni en fútbol. No jugamos bien en ningún momento del partido. Ni siquiera Andrés D’Alessandro pudo cambiarle la cara al equipo. El “10” también ingresó en una posición llamativa, pegado a la raya derecha, en lugar de jugar como un verdadero enganche. De todas maneras tuvo la jugada donde estuvimos más cerca del empate, con un tiro libre que estuvo a punto de ingresar en el ángulo superior izquierdo de Dawson.

A Brian Ocampo se le complicó muchísimo para desnivelar, nunca se lo ayudó, nunca se le buscó un socio, jugó a 50 metros de D’Alessandro todo el segundo tiempo. Peñarol tuvo sociedades por las bandas que rindieron a gran nivel y esa fue una de las grandes diferencias del partido. Nacional nunca las tuvo, y además tuvo a varios jugadores no jugando en su puesto ideal. Así es muy difícil.

El partido, a pesar de la superioridad futbolística de la visita, mantenía expectativa hasta el final por el corto resultado de 1 a 0. Lamentablemente en los descuentos llegó el segundo, que pesa por la famosa regla del gol de visitante. Cuando parecía que todo se iba con el 2 a 0, que dejaba la serie demasiado desfavorable para el Decano, llegó ese gol de cabeza de Bergessio, para devolvernos la vida. Otra vez el capitán apareciendo en un momento clave. Hizo un buen partido dentro de lo que pudo, se lo acompañó muy poco, pero de todas formas fue importante siempre pivoteando y tratando de generar alguna jugada de espaldas al arco.

En definitiva, una derrota dura, que no esperábamos y que deja la serie complicada. Nacional está obligado a hacer sí o sí dos goles para poder clasificar. Si hace menos, está afuera. Ganando 2 a 0 clasifica directo, y si lo hace por 2 a 1 se definirá por penales. Con este panorama, queda otra que salir a buscar el arco de enfrente sí o sí, aunque también habrá que tener cuidado en el nuestro. Mucho trabajo para Alejandro Cappuccio y los suyos, debe haber un cambio radical en actitud y en funcionamiento colectivo para poder dar vuelta la historia. Todavía no está cerrado, se puede, pero hay que mejorar mucho. ¡Arriba Nacional!

NACIONAL 1 – PEÑAROL 2

Cancha: Gran Parque Central. Juez: Néstor Pitana. Asistentes: Ezequiel Brailovsky y Gabriel Chade (Terna de Argentina).

NACIONAL: Sergio Rochet, Mathías Laborda, Guzmán Corujo, Nicolás Marichal (71′ Armando Méndez), Christian Almeida, Gabriel Neves (46′ Maximiliano Cantera), Facundo Píriz, Joaquín Trasante (46′ Felipe Carballo), Camilo Cándido (53′ Andrés D’Alessandro), Brian Ocampo y Gonzalo Bergessio. Director técnico: Alejandro Cappuccio. Suplentes: Martín Rodríguez, Renzo Orihuela, Gonzalo Vega, Guillermo May, Alfonso Trezza, Angelo Gabrielli, Thiago Vecino y Emiliano Martínez.

PEÑAROL: Kevin Dawson, Giovanni González, Fabricio Formiliano, Gary Kagelmacher, Joaquín Piquerez, Walter Gargano (86′ Damián Musto), Jesús Trindade, Agustín Canobbio (65′ Maximiliano Pereira), Pablo Ceppelini, Facundo Torres (86′ Valentín Rodríguez) y Agustín Álvarez Martínez (80′ Ariel Nahuelpán). Director técnico: Mauricio Larriera. Suplentes: Neto Volpi, Carlos Rodríguez, Rodrigo Abascal, Juan Acosta, Agustín Alvarez Wallace, Máximo Alonso y Agustín Dávila.

GOLES: 45′ Agustín Canobbio (P), 90′ (+2) Valentín Rodríguez (P), 90 (+5) Gonzalo Bergessio (N).

Tarjetas amarillas: 64′ Nicolás Marichal (N), 76′ Armando Méndez (N), 90′ (+3) Valentín Rodríguez (P).

 

Más noticias con la misma Pasión

Compartí tu Pasión Tricolor