Pasión Tricolor 1010 AM
Estamos al aire Sincronizar con la TV
Seleccionar página

«AGRADEZCO A LA VIDA POR TODO LO QUE HE VIVIDO»

Recibimos a un grande, a una gloria, a un bicampeón de América y del mundo: el gran Juan Carlos «Cacho» Blanco, para felicitarlo por su cumpleaños.

«Cacho» obtuvo la Copa Intercontinental en 1971 y 1980, la Libertadores en 1971 y 1980, la Copa Interamericana en 1971, y el Campeonato Uruguayo en seis ocasiones: 1966, 1969, 1970, 1971, 1972 y 1980.

LOS SALUDOS DESDE TEMPRANO

«Muchos saludos desde la madrugada. Mis amigos de España están cinco horas adelantados entonces me empezaron a mandar mensajes a las 8 o 9 de la mañana española que todavía estamos durmiendo. Un día con mucho celular agradeciendo saludos. Me siento muy halagado por el cariño que me tiene la gente».

DE SALUD, IMPECABLE

«Alguna nanita a esta edad siempre hay, pero estamos bien, bárbaro. Haciendo una vida normal, yendo al club, yendo a los partidos, salir a caminar un poco para mover la sangre. El resto, la vida normal de una persona de 77 años».

SU FUNCIÓN ACTUAL EN NACIONAL

«Es poco lo que estoy haciendo, simplemente estoy concurriendo a los entrenamientos, hablo con los muchachos. Todos son diferentes, algunos te hablan, otros te piden un consejo, hay una relación muy linda, igual que con Alvaro [Gutiérrez] y con Taramasco. La gente me respeta mucho dentro del club y eso se agradece. Esa es la función, representar un poco al club, ser la cara visible por el pasado que tuvimos, en fin. Eso es parte de mi vida, es lo que me ayuda a estar activo».

LO RECONOCEN HASTA LOS JÓVENES QUE NO LO VIERON JUGAR

«Ayer veía en Instagram la cantidad de cientos de mensajes que había y en un momento me emocioné, dije: ‘pa, qué reconocimiento de la gente’. Además la mayoría ni siquiera nos vio jugar, la mayoría eran gente joven, podrán saber por los padres o los abuelos que les hablaban de aquellos equipos y aquellos jugadores. Es el reconocimiento sin habernos visto jugar, igualmente se agradece. Es un reconocimiento increíble. Un día mi hijo le decía a mis nietos: algún día se van a dar cuenta de lo que hizo el abuelo. Eso les pasa a la mayoría de la gente joven del club. Como uno también aparece en algún reportaje en televisión, te conocen, estás expuesto y la gente te agradece a donde vayas, a un supermercado o una tienda, te dan las gracias por lo que hiciste por el club. Eso uno lo toma con mucha sensibilidad. A medida que te vas poniendo viejo, te ponés más sensible. Ver la cantidad de saludos que me mandaron durante todo el día, estoy agradecido a todos los hinchas».

CÓMO VE ESTE MOMENTO DE NACIONAL

«Yo lo veo bien, venimos de menos a más. Lamentablemente el otro día jugamos un buen partido, podríamos haber traído un empate que prácticamente nos metía adentro. Pero las cosas vienen bien. Está encontrando el equipo titular, si bien sabemos que tenemos un recambio importantísimo y eso te da mucha tranquilidad, porque ahora con cinco cambios, cambiás el 50% de un equipo. Eso te da la chance, teniendo un buen banco, de que la capacidad del equipo no baja, y eso es muy importante. Yo creo que vamos a definir acá y vamos a clasificar. Lo que más pido es que se pueda mantener este plantel. Si me preguntás, a quién querés traer, por el dinero que dispone Nacional, diría: lo único que quiero es que no se vaya nadie. Con eso quedaría conforme. La estabilidad de un plantel, para mí es lo más importante. Si viene alguien, que sea realmente para marcar la diferencia. Siempre lo dije, desde 2013 cuando entré al club se lo decía a Eduardo Ache. Pero claro, el mundo del fútbol está en una dinámica que no la marcan los equipos, la marca gente de afuera, la que manda en el mercado».

LA MÁS QUE FACTIBLE LLEGADA DE GONZALO CASTRO

«El Chory es de la casa. Ya lo conocemos, ha tenido una buena temporada en River, lo he visto jugar muchas veces. Te puede dar un toque de calidad y experiencia al grupo. Así que por ese lado tranquilo. El tema son los que vienen por otro lado. Lo más importante sería que se pueda mantener la mayoría de los jugadores que están dentro del plantel del club».

LA SITUACIÓN EN EL GRUPO DE LA LIBERTADORES

«Estamos bien posicionados, hemos jugado de igual a igual con equipos importantes como Inter de Porto Alegre. La realidad no la podemos cambiar de un día para otro. Ojalá volvamos en algún momento a tener la misma competitividad que tuvimos años atrás y que podamos estar en la pelea por una nueva Copa Libertadores que es a lo que la gente joven aspira, porque te lo hacen saber, te dicen ‘no me quiero morir sin ver a Nacional ser campeón’. Es un momento complicado, porque hoy el mundo del fútbol ha cambiado mucho, hay que vender para poder seguir tirando la pelota para adelante, para poder pagar los sueldos y mantener el funcionamiento del club. El dinero que hay para poder contratar jugadores no es el que desearíamos. La tarea para los directivos no es nada fácil».

EL ALIENTO PARA EL PRESIDENTE FUENTES

«Todos estamos haciendo una cadena de voluntades para que el presidente pueda salir de esta grave situación. Yo estoy en contacto con algunos directivos, preguntando por la salud de José. La cosa no está fácil, pero estamos con la esperanza y ser positivos de que va a salir. Esperemos que tengamos buenas noticias, que salga de este cuadro complicado en el que está. Ser positivos».

¿SE EXTRAÑA SER JUGADOR?

«Tal cual, es así, nunca dejás de ser futbolista. Vas a Los Céspedes,vas a los entrenamientos, estás en la previa de los partidos, y todo eso te hace revivir el tiempo pasado, que ya no va a volver, pero bueno, por lo menos estás en esa adrenalina que te genera jugar en Nacional, una Copa Libertadores. Pero ya jugar no se puede. Por lo menos estar junto al plantel y al cuerpo técnico, hablar con los jugadores, siempre hay alguna charla interesante. Siempre te sentís futbolista. Por eso a mí la parte de entrenador nunca la sentí, nunca tuve esa adrenalina que te generaba ser jugador, no la tuve como entrenador, por eso nunca me dediqué a la profesión. Tuve algunos pasajes muy esporádicos pero nada más que eso».

¿SI TUVIERA LA MÁQUINA DEL TIEMPO, A QUÉ PARTIDO VOLVERÍA?

«A un clásico. El que hice el gol, obvio. Con un Estadio como los de antes, lleno, con los de Nacional junto con los de Peñarol. Había un gol y se gritaba y los demás se callaban, era muy diferente, hoy la gente está muy agresiva, es un momento muy complicado. Obviamente volvería a jugar ese clásico, porque además fue un día increíble para mí: por la mañana nació mi segunda hija, María Fernanda. Y por la noche, jugábamos el segundo clásico para clasificar o no, en la Libertadores de 1971. Ganamos 2-0 y yo metí el primer gol al ‘Chiquito’ Mazurkiewicz. Yo jugaba de lateral derecho. El ‘Negro’ Cubilla’ era el puntero derecho. Yo sabía que ‘Cacho’ Caetano lo iba a marcar hombre a hombre a Cubilla. Antes del partido, Cubilla me dice: ‘Caetano me va a marcar en toda la cancha, en algún momento me voy a tirar para el centro en diagonal, te va a quedar un espacio libre, ahí aprovechá’. Y así fue. Lo llevó a Caetano para el centro, y me dejó el espacio. Ildo Maneiro me metió un pase que me dejó mano a mano contra Mazurkiewicz. Así surgió el primer gol. Un día inolvidable. Yo tenía 23 años».

¿POR QUÉ ELIGE ESE CLÁSICO Y NO LAS FINALES DE AMÉRICA Y DEL MUNDO?

«Porque fue muy especial, por el nacimiento de mi hija, porque metí un gol, fue el único que metí en un clásico. Pero todas las finales fueron importantes. Salir campeón de América en Lima, que era la gran esperanza de Nacional, de todos los directivos, del hincha, de nosotros, el compromiso de darle al club la primera Copa Libertadores, lo que significó para nosotros esa noche de Lima, algo impresionante».

LAS CONQUISTAS DE 1971 Y 1980 EN ETAPAS DIFERENTES DE SU CARRERA

«Hay un detalle que pocos lo nombran: entre la primera Copa y la segunda hay casi una década de diferencia. Es decir que la primera Copa Libertadores, nosotros éramos los más jóvenes del plantel, y en la de 1980 éramos los más veteranos. Estuve cinco temporadas en el Zaragoza y regresé a fines del ’78. En el ’80 se da con la llegada de Juan [Mugica], del ‘Cascarilla [Morales], Víctor [Espárrago] y yo, acompañados de una cantidad de jugadores importantísimos: el ‘Flaco’ Rodolfo [Rodríguez], Hugo [De León], De La Peña, Luzardo, la incorporación del ‘Chico’ Moreira, de Washington González, de Alberto Bica, el equipo funcionó a pesar de que tuvimos un comienzo medio complicado. Empezamos con algunos titubeos pero el equipo se fue afianzando. De estar con un pie afuera de la Libertadores, terminamos siendo campeones».

SALUDO FINAL

«Les agradezco la llamada. El equipo va a andar bien, vamos a clasfiicar, la segunda parte va a ser buena y vamos a tener un final de año feliz. Agradecido a ustedes, a toda la gente que me llama y me saluda. Agradecerle a la vida todo esto que he vivido».

Más noticias con la misma Pasión

Compartí tu Pasión Tricolor