Pasión Tricolor 1010 AM
Estamos al aire Sincronizar con la TV

LUIS SUÁREZ LLEGÓ A URUGUAY Y DIJO SUS PRIMERAS PALABRAS

En histórica jornada, Luis Suárez aterrizó en Uruguay y fue presentado en Nacional. Gran caravana del Aeropuerto al Gran Parque Central, que con tribunas llenas recibió al ídolo.

Compartimos las palabras de Suárez en NACIONALTVPLUS:

EL CARIÑO DE LA GENTE

«Lo lindo de volver acá, es volver al país, disfrutar el cariño de la gente. Tanto los hinchas de Nacional, como de todos los equipos, uno está recibiendo ese cariño que siendo jugador de la selección es agradable».

LA INCERTIDUMBRE Y LA DECISIÓN DE VOLVER

«Fueron días muy intensos. Uno hace un comentario, pero no piensa que va a ser así, tan grande, que iba a ser todo lo que se armó. Todo eso conlleva a que el cariño, el deseo de la gente, te haga tomar una decisión tan importante, como la de volver a jugar acá, de volver a tu país. Para mí siempre fue importante la familia, y que ellos sean los primeros respaldándome en esta oportunidad es increíble para mí. Que mis hijos puedan ver esta posibilidad, lo lindo que es nuestro país, no tiene precio. Uno no es ajeno a todo lo que se habla, tenés amigos, compañeros, familia, que te van informando. Trataba de estar alejado, pero sabiendo todo lo que se iba generando con la movida».

LOS CONSEJOS DE LOS REFERENTES

«Te llama la atención que jugadores como el ‘Chino’ [Recoba] o Diego [Forlán] lo hagan público, el ‘Loco’ [Abreu] que también se pronunció. Son amigos, compañeros, que internamente y por privado me dicen todo, pero salir a hablar, eso hace que tenga una repercusión. El que más me llamó la atención fue el ‘Chino’, porque en marzo él fue a la inauguración del complejo mío, y estuvimos hablando, de cuando él volvió a Uruguay, y me dijo: ‘fue complicado, pero después los niños se quisieron quedar, y terminé feliz en Nacional’. Yo le pregunté si era difícil volver a jugar a Uruguay, y él me dijo que sí, muy complicado, me dijo ‘no vuelvas Luis’. Ahora cuando empieza toda la movida, veo que tengo un audio del ‘Chino’ Recoba. Me decía: ‘hola Luis, cómo estás, me acuerdo que hablamos hace un tiempito, te dije que no vinieras, pero no es mala’. Se dio vuelta enseguida. Esos jugadores que vivieron lo que es el fútbol uruguayo, que terminaron acá, eso te hace también pensar. Fueron referentes para mí, el ‘Chino’, Forlán, el ‘Loco’ [Abreu], Ruben [Sosa], Enzo Francescoli. Todos jugadores que yo los vi, y que te digan esas cosas te llega. Por eso yo declaré lo de Enzo, que me llamaba constantemente [para ir a River], es un ídolo para mí. Yo cuando tenía 9 años, en una entrevista para un diario, dije que mi sueño era jugar como Francescoli y jugar en Nacional. Que te escriba Enzo ahora fue muy lindo».

EL MENSAJE DE UN AMIGO MUY ESPECIAL

«Leo [Messi] me deseó todo lo mejor, me dijo: ‘vas a estar con la familia, cerca de los tuyos, volvés a mi país. No era algo que vos te planteabas hace un tiempo, pero el destino está escrito’. Que amigos como él, y otros que me han escrito felicitándome, que se alegran que vuelva a mi país, viniendo del nivel que venía, del Atlético Madrid, eso es un plus para el fútbol uruguayo y hay que tenerlo en cuenta».

UNA DECISIÓN BASADA EN EL CARIÑO

«Estaba claro que después de terminar el contrato con el Atlético, yo priorizaba jugar en Europa para prepararme para el Mundial. En ningún momento prioricé lo económico porque sino ya estaba en otro país. Lo que priorizaba era jugar. Capaz que necesitaba cariño. Siempre me lo han dado Nacional y Uruguay, pero en las últimas semanas me dieron demasiado cariño. Te hace pensar y decir, capaz necesitás jugar, necesitás ritmo, pero necesitás cariño para llegar en lo emocional y futbolístico bien al Mundial. Eso te lleva a tomar una decisión, que es difícil, pero tanto cariño hace que sea fácil».

VE COMO POSITIVO QUE LOS REFERENTES CELESTES VUELVAN A SUS CLUBES EN URUGUAY

«Para mí eso tiene que tener cierta dimensión, lo que genera la vuelta a tu país. Pero es un paso que tenemos que tener en cuenta los referentes de la selección, que venimos a jugar a Nacional, o pueden venir otros a Peñarol, pero que sea cordial, que uno sigue siendo jugador de la selección, y tiene que tratar de disfrutar esta etapa que viene acá a Nacional».

EL VIDEO CON EL MENSAJE EN LAS REDES CONFIRMANDO SU VUELTA

«Ya sabía la forma en que lo iba a hacer, ya lo había preparado. No sé cuántas tomas habré hecho. No me quería equivocar, no quería dar a entender algo, porque no era oficial todavía, y tenía que ser precavido por algunas frases que se podían malinterpretar. Si yo decía ‘los espero la próxima semana’, iban a decir que ya estaba firmado, y no era así, faltaban algunos detalles, no era oficial. Pero el club lo entendió, les dije que era yo el que quería dar el mensaje, porque se habían dicho muchas cosas. Un día que estaba aterrizando, otro día que había salido de Barcelona, que había parado en Brasil, esto y lo otro. Y claro, mucha gente quería tener la noticia, la primicia. Pero yo le había dicho al club, que el día que dijera algo, la noticia la iba a dar yo, y que no la iba a dar ningún periodista. La gente necesitaba un mensaje mío, y yo necesitaba agradecerles todo lo que habían hecho por mí y por mi familia».

¿EN QUÉ MOMENTO SE DIO CUENTA QUE LA MOVIDA SE ESTABA YENDO DE LAS MANOS?

«En el momento que empiezan la campaña, el hashtag, la foto. Yo en ese momento, me hubiese gustado agradecer a la gente todo lo que estaba haciendo. Pero claro, si yo agradezco, se puede malinterpretar, por eso me mantuve callado, entrenando y esperando tomar la decisión. Pero en un momento me sobrepasó la decisión, el día que va el presidente, yo estaba en plena mudanza en Madrid, llevábamos dos días sin dormir con mi mujer, por la mudanza. Uno es ser humano, es marido, padre de familia. Estábamos haciendo la mudanza, estaba cansado, agotado. Pero el presidente estaba ahí, y no puedo no atenderlo. Dije: ‘me tomo un ratito de descanso y después sigo. Hablamos con el presidente, también fueron días medios conflictivos, se decía una cosa, se decía otra. Pero siempre con la cabeza tranquila, sabía que tenía que tomar una decisión adecuada».

LA RELACIÓN MUY ESPECIAL CON SUS HIJOS Y LA INTENCIÓN DE ELLOS DE VENIR A URUGUAY

«Después de la decisión final, de explicarles a ellos, yo sé que hay muchos niños en Uruguay, en cualquier parte del mundo, hinchas de Nacional, del club que sea, que estarán felices de que yo vuelva a Uruguay, pero la felicidad que tienen ellos no tiene nombre. Hubo un día que yo me había ido a entrenar y me los llevé conmigo. A mí me habían llegado videos de gente, me habían pasado videos donde estaban haciendo campañas que salían en todos lados. Ellos se quedaron con mi teléfono, y cuando subimos al auto, Delfi me dice: ‘¿a dónde vamos a ir a vivir, papá?’ Yo le digo: ‘no sé, hija, vamos a ver’. Y ella me dice: ‘porque a mí me gustaría ir a Uruguay, vimos tu video recién, y nos encantó, queremos ir para allá’. Imaginate yo, subido al auto después de entrenar, que me digan eso los dos: ‘queremos ir, viste cómo te quiere la gente’. Y ahí no tuve otra salida que hacerlos felices a ellos. El día que se lo vamos a decir, agarramos a los dos, Delfi y Benja, ellos querían llorar de alegría, pero se contuvieron y salieron corriendo a contarle a los amigos: ‘volvemos a nuestro país, nos vamos a vivir a Uruguay’. Para nosotros [él y su esposa] es una tranquilidad que ellos se sientan así de felices, tienen a sus primos y sus tíos. Benja es más chiquito y no entiende tanto, pero ahora que llegó acá, pidió la camiseta de Nacional y anda con la camiseta para todos lados. Ellos siempre decían que querían vivir en Uruguay, y nosotros les decíamos: ‘ustedes no saben lo que es vivir en Uruguay, ustedes van de vacaciones, van a disfrutar’. Ahora vamos a disfrutar esta etapa. Para mí la tranquilidad de que ellos van a estar bien arropados, es una tranquilidad inmensa. Delfi tiene el cumpleaños la semana que viene, ya está intentando hablar con sus amistades que tenía acá cuando venía. Empiezan el colegio el lunes o martes».

SU HIJO BENJAMÍN SEGUIRÁ JUGANDO AL BABY FÚTBOL, PERO AHORA EN URUGUAY

«Juega al fútbol, le encanta, y yo le dije: ‘qué lindo verte jugar en esas canchas donde papá se crió’. Porque él está acostumbrado a otra cosa allá, el sintético todo el tiempo. Acá viene a las canchas de tierra y a mí me gusta verlo. Va a ser difícil, pero tratemos de que disfrute esa etapa».

ENSEÑANZAS DE PADRE

«Es lo que les digo a ellos constantemente. Cuando eran más chicos me decían: ‘papá, me apretan esos championes’. Yo con los mismos championes iba al colegio, al shopping, hacía los mandados, iba a entrenar, todo con un par de championes. Les digo que valoren eso, que tienen un par de championes. Ahí ellos van entendiendo. A mí me gusta que disfruten cuando vienen acá, que vean, porque están acostumbrados a otra cosa ellos allá. Venir acá y que ellos disfruten, eso para un padre, que vean dónde se crió, que Benja ahora vaya a jugar a los barrios donde papá jugó, que Delfi esté con amigos, eso para mí es una tranquilidad inmensa».

LA OPINIÓN Y EL APOYO SIEMPRE MUY IMPORTANTE DE SU ESPOSA SOFÍA

«Primero vemos las imágenes de Nacional, cuando yo hago el primer gol en Nacional y ella estaba ahí en la tribuna, eso no nos olvidamos jamás. Que se repita esa imagen es increíble. Eso demuestra mucho. Hace 20 años que estamos de novios. Imaginate lo que es para nosotros, lo que nos valoramos, lo que nos conocemos. Ella sabía que para mí podía ser un paso importante, pero ella desde un principio me lo dijo: ‘donde vos decidas, nosotros te vamos a acompañar, vamos a estar felices de la vida. Que vos dijiste en algún momento que no volverías a Uruguay, es verdad, pero a veces cambian las situaciones, las opiniones, los sentimientos’. Ella me apoyó, me dijo: ‘mirá todo el cariño que te están demostrando en Uruguay, mirá lo que es la gente, si tenés que dar el paso dalo con firmeza, te vas a ir a preparar bien para el Mundial, no le tengas miedo a nada’. Pasamos días complicados, no sabíamos que hacer. Pero desde que tomamos la decisión estamos felices, encantados de la vida, y con ganas de afrontar este desafío lindo que viene».

UN REGRESO QUE CIERRA POR TODOS LADOS

«Cierra por todo. Era lo que yo decía. Habían ofertas impresionantes de precio, pero yo decía, me voy a Turquía o a otro lado, me preparo para el Mundial en tres meses, pero, ¿y mi familia qué? ¿Cómo hago para que ellos vivan ahí, que no están acostumbrados? Capaz que extrañan porque están lejos de la familia. Después pongo en la balanza y digo: ahí en Uruguay, está su hermana, está su cuñado, están sus sobrinos, tiene sus mejores amigas todas acá, que casi todas tienen niños hace poco, los niños van a estar arropados. ¿Qué mejor para mí que la tranquilidad de la familia? Después bueno, en el fútbol te puede ir bien o mal, pero sí estoy convencido que di el paso correcto, para venir al club correcto, al país correcto, para prepararme para el Mundial y estar bien con la selección de mi país».

¿CÓMO CREE QUE SERÁ LA RELACIÓN CON LOS RIVALES EN EL MEDIO LOCAL, PARA LOS CUALES ES UN REFERENTE?

«Adentro de la cancha, en los 90 minutos, ninguno me va a tratar como si yo fuera un ídolo o referente, me van a tratar como un rival más, y es como yo los voy a tratar a ellos. El uruguayo tiene el ADN competitivo. Tal vez en algún momento, seguramente, como también me pasa en Europa, que te piden la camiseta entremedio del partido, y después van y te pegan una patada. Depende del día, de cómo te agarren, si se la doy o no. Pero lo lindo de venir acá es volver a vivir eso. El rifi-rafe va a existir, como pasa en cualquier parte del mundo, lo que sí estaría bueno es erradicar la violencia de las hinchadas, estaría bueno, aparte de que uno viene a Nacional, que la gente de Peñarol, hoy en día que va a haber mucha gente mirando el fútbol uruguayo, que tratemos de solventar esa violencia que se vive entre hinchdas, que tratemos de erradicarla, porque es importante para nuestro fútbol, que hoy tenemos la posibilidad de que humildemente vengo acá, y van a haber muchos ojos mirando. Si somos un ejemplo vamos a tener la posibilidad de seguir creciendo a nivel del fútbol uruguayo».

LAS PALABRAS DENTRO DE LA CANCHA DEL PARQUE CENTRAL

«Buenas tardes a todo el pueblo tricolor, a todo el Uruguay. Primero que nada, agradecerles porque estoy acá por ustedes y porque quiero estar acá. Después dirán lo que dirán, pero estoy porque yo quiero estar acá, por el cariño que me dieron, porque sé que más feliz que acá no voy a poder estar. Porque tengo tres maravillosos hijos, que el sueño de ellos era verme jugar en Nacional. Lo que quiero a partir de ahora es devolver lo que ustedes hicieron por mí y por mi familia, devolvérselo adentro de la cancha, con mis compañeros, porque sin ellos nada va a ser posible. Vine acá porque quiero ganar. Ganar significa pelear por todos los torneos. Estamos en un equipo grande. Estoy convencido de que si hacemos las cosas bien podemos conseguir los títulos que nos quedan de acá en adelante, como lo son el Clausura, la Copa Uruguaya, el Uruguayo y la Sudamericana. Ahora lo que tenemos que hacer, es enfocarnos en lo que nos tenemos que enfocar, que es jugar al fútbol, divertirnos y prepararnos para lo que viene, que es que Nacional gane».

«Bueno gente, agradecerles uno por uno, los que están acá presentes, a los que estuvieron en la caravana y a los que no pudieron venir. A partir de hoy, empieza un nuevo desafío, una nueva ilusión. Esperemos vernos en noviembre festejando unos cuantos títulos. ¡Arriba Nacional!», cerró Suárez ante la ovación ensordecedora del pueblo tricolor que vibró sin parar en una tarde que será inolvidable.


Más noticias con la misma Pasión

Compartí tu Pasión Tricolor