Pasión Tricolor 1010 AM
Seleccionar página

NACIONAL ESTUVO A LA ALTURA Y FUE UN POCO MÁS QUE EL RIVAL

El Decano igualó 0 a 0 ante Boca Juniors, este miércoles por la noche en el Gran Parque Central, por la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores de América.

Compartimos el análisis fina de nuestro comentarista Matías Méndez.

La crónica

Había adversidades. El rival llegaba como favorito. Por presupuesto, nombres, figuras y rendimiento Boca era más. Pero no se notó. Nacional hizo un muy buen partido desde la actitud, el orden, la concentración. Hizo pesar la localía, el Parque rugió y por varios lapsos el Bolso metió contra el arco a su adversario que no era cualquiera, era un grande de América. No se pudo ganar, se falló en la definición, pero tampoco se perdió y la llave quedó abierta para definirse en la revancha en Buenos Aires.

Pese todo lo que se había hablado en lo previo, pese a todos los errores que institucionalmente cometió nuestro club y que no le permitieron llegar de la mejor manera a este partido, pese a la falta de incorporaciones en algunos puestos claves, pese a la ida de varias piezas importnates, y pese también a la mala suerte de último momento con la lesión de Gonzalo Carneiro, el Decano se plantó muy bien en cancha, en ningún momento fue menos que el rival, y dejó una muy buena imagen ante todo el continente que anoche miró hacia Uruguay y hacia el Gran Parque Central.

Nacional salió a presionar arriba, a meterle dinámica e intensidad. Vimos un ritmo mucho más alto al que estamos acostumbrados, sobre todo en los primeros 20′ de cada tiempo. Después, era lógico que no se pudiera soportar. Pero mientras se pudo, se hizo, a pesar de que muchos creían que Gutiérrez no era capaz de plantear partidos así.

Hubo que quemar rápido una variante, la lesión del «Torito» Rodríguez conmocionó a todos, pero Helguera ingresó y lo hizo de muy buena manera a pesar de sus 17 años. Se recibió de jugador de equipo grande con su actuación. El mediocampo de Nacional funcionó muy bien con «Yona» Rodríguez y Zabala en gran nivel. Faltó precisión en los metros finales para llegar al gol en ese primer tiempo. Fagúndez muy bajo, y Ramírez indeciso a la hora de definir, con algunas jugadas donde se demoró en rematar o pasar, y una increíble que pegó en el palo, en esa no se le puede recriminar al «Colo», simplemente no ligó.

En el segundo tiempo la tónica fue parecida, Nacional presionando, Boca intentando escapar a esa presión y tratando de salir de contra, buscando a sus veloces y hábiles delanteros, especialmente después del ingreso de dos de ellos como Zeballos y Janson, y antes con los intentos de Merentiel. Pudo haberse complicado la cosa luego de los dos errores casi consecutivos de Bocanegra que posibilitaron que el rival pudiera llegar. Por suerte, una vez el propio colombiano subsanó su falla, y en otra lo salvó Polenta, de enorme actuación.

Sobre el final del partido el Guti hizo dos variantes que estaban cantadas: Damiani por Ramírez y el «Chory» Castro por Fagúndez. Dio la sensación de que esta última variante se pudo haber hecho antes, incluso junto con la anterior. Fueron pocos los minutos para el «Chory». Nacional siguió intentando meter pelotas al área buscando la corpulencia de Damiani, pero tampoco la tenía fácil ya que los zagueros rivales se mostraron bastante sólidos, en especial Valentini haciendo gala de una gran fortaleza física y un importante juego aéreo, lo mismo que el arquero Romero que estuvo muy seguro toda la noche.

El Bolso intentó llevarse puesto al rival en los minutos finales, con la hinchada que empujó y alentó sin parar, atacando hacia el arco de la Abdón Porte. Pero el gol no llegó y se fue el partido con el empate a cero. Fue un partido de los que se dice típico de Copa Libertadores, de hacha y tiza, con mucha marca en el mediocampo, muchas divididas y pocas chances de gol. La eliminatoria quedó totalmente abierta y se definirá el próximo miércoles, donde Boca será el favorito en su casa y Nacional intentará, como tantas veces lo han hecho los equipos uruguayos, amargarle la fiesta.

El Decano demostró que tiene con qué, y que está a la altura de lo que se está jugando. Esa es la mayor conclusión que podemos sacar de lo que vimos anoche: con la actitud y las ganas de ayer, se puede lograr cualquier objetivo, tanto en lo internacional como en lo local.

NACIONAL 0 – BOCA JUNIORS 0


Cancha:
 Gran Parque Central. Jueces Raphael Claus (Bra), Danilo Manis (Bra) y Bruno Boschilia (Bra). VAR:  Wagner Reway (Bra) y Igor Benevenuto (Bra)

NACIONAL: Salvador Ichazo, Leandro Lozano, Daniel Bocanegra, Diego Polenta, Gabriel Báez, Diego Rodríguez (10′ Thiago Helguera), Yonatan Rodríguez, Alfonso Trezza, Diego Zabala, Franco Fagúndez (80′ Gonzalo Castro) y Juan Ignacio Ramírez (71′ Bruno Damiani). Director técnico: Álvaro Gutiérrez. 

BOCA JUNIORS: Sergio Romero, Marcelo Weigandt, Nicolás Figal, Nicolás Valentini, Frank Fabra, Luis Advíncula (77′ Valentín Barco), Pol Fernández, Jorman Campuzzano (46′ Exequiel Zeballos), Alan Varela, Cristian Medina (82′ Marcos Rojo) y Miguel Merentiel (77′ Lucas Janson). Director técnico: Jorge Almirón. 

Tarjetas amarillas: 75′ Exequiel Zeballos (BJ), 76′ Yonatan Rodríguez (N), 84′ Nicolás Valentini (BJ). 

Más noticias con la misma Pasión

Compartí tu Pasión Tricolor