Pasión Tricolor 1010 AM

«EL VIAJE DE LOS CÉSPEDES AL ESTADIO, Y EL RECIBIMIENTO DE LAS TRIBUNAS DEL CENTENARIO EN LA FINAL ANTE NEWELL’S, ES ALGO QUE TE PENETRA, TE LLEGA MUY ADENTRO»

Todos los miércoles de 18:30 a 20hs tendremos las charlas de historia Nacional, a cargo de la comisión de historia y estadística del club. En la primera jornada nos visitó Gonzalo Pérez y Luis Sánchez, quienes nos contaron como se forjó el Nacional campeón de América y del Mundo, muchos entre telones no difundidos o pocos conocidos.

Compartimos el audio del programa completo, a disfrutarlo:

En el marco de la primera charla del ciclo «Charlas de la Historia de Nacional», recibimos al exvolante tricolor Jorge Cardaccio. Repasamos en la voz del «Bocha» y de los integrantes de la Comisión de Historia, Gonzalo Pérez y Luis Sánchez, la campaña del Nacional campeón de América y del Mundo de 1988.

 

SU LLEGADA A NACIONAL EN 1986, PROVENIENTE DE SUD AMÉRICA

«Me tocó una etapa linda, donde logramos triunfos, por eso de repente se ve más resaltada mi actuación y la de Ostolaza. Con el ‘Vasco’ y Yubert [Lemos] llegamos pedidos por el técnico que en ese momento [1986] era el ‘Cata’ Roque. Hay que tener buena memoria y retroceder bastante en el tiempo. Para mí lo más importante fue llegar a Nacional después de tantos años jugando en equipos menores de acá de Uruguay. Esa posibilidad, que de principio uno siempre que juega en equipos menores tiene la idea y los deseos de poder llegar a un equipo grande y a la selección. Me tocó esa chance de llegar a Nacional y fue lo máximo. Porque vengo de familia tricolor, mi papá jugó en Nacional, en las reservas aquellas famosas, con muchos jugadores como Schubert Gambetta, Galvalissi y toda esa gente. Fue una satisfacción muy grande llegar a Nacional».

 

EL CAMPEONATO URUGUAYO QUE SE PIERDE DE FORMA INCREÍBLE EN 1986

«Años difíciles, la situación del club venía de una etapa no muy buena pero se logró una estabilidad en el plantel con los jugadores que fueron llegando. Estuvimos a punto de lograr el campeonato, y una decisión directriz que no fue la más acertada, con cosas medias extrañas, porque en puntos éramos los que teníamos más y teníamos que ser los campeones».

 

EL GRAN MEDIOCAMPO CONFORMADO JUNTO AL «VASCO» OSTOLAZA Y YUBERT LEMOS

«Los que teníamos más oficio en la mitad de la cancha, de recuperación y balance, éramos el ‘Vasco’ y yo. Yo era el que jugaba más delante de la línea de defensa, más posicional. El ‘Vasco’ un poco más suelto, porque tenía más llegada, y Yubert lógicamente era el que pensaba, el que metía los pases en profundidad. Nosotros con el ‘Vasco’ laburábamos, trabajábamos, y la pelota se la dábamos a Yubert, porque era el que estaba más descansado y el que tenía más claridad para jugar».

 

MOMENTOS DIFÍCILES QUE SIRVIERON PARA UNIR AL GRUPO

«Yo recuerdo la gira que hicimos, previa al inicio de la Copa Libertadores. Fue una gira por Centroamérica donde fuimos a recaudar algo de fondos para la institución. Pasamos momentos muy difíciles. Eso al grupo nos hizo muy bien, porque en las malas es cuando te unís, te sentís más fuerte. Eso nos hizo una unión de grupo que nos hizo muy bien a todos».

 

UNA DILATADA TRAYECTORIA EN NACIONAL 307 PARTIDOS, 30 GOLES Y MUCHOS TÍTULOS

«No tenía toda esa estadística, nunca la había llevado. Sí recuerdo que me gustaba acompañar el ataque, y a veces me tocaba hacer goles. Tuve la suerte de hacer varios goles en los clásicos, que eso para mí en lo personal, y para el hincha, era muy importante».

 

UNA ANÉCDOTA DE UN GOL MAL ANULADO EN UN CLÁSICO

«Recuerdo uno que me anuló el juez Larrosa, increíble, nada que ver, fue lícito, en el arco de la Colombes. Hasta ahora no sabemos por qué anuló. Además fue lícito, me tiré en paloma delante del lateral Rivero, cabeceé limpio. Dijo que había sido por una jugada anterior que había sido foul de Lemos, que en realidad Yubert Lemos nunca hacía foul porque era lo más limpio que hay. Fue lo que declaró el juez y tuvimos que bancarlo. Pero tuve la fortuna de hacer varios goles clásicos».

 

SU GOL MÁS IMPORTANTE

«Creo que el más importante, por la trascendencia, fue en la Copa Libertadores, el gol contra el Millonarios. Me vino espectacular, porque yo estaba en el banco, y estaba con una lesión, me daba ciertos problemas, pero con la entrada esa, que el técnico me llama, entro, hago el gol, y fue la medicina, me curó todo y seguí toda la Copa jugando. El partido estaba complicado, íbamos ganando 2 a 1. La idea del técnico era fortalecer la mitad de la cancha para que ellos no puedan avanzar más porque en ese momento nos estaban creando mucho peligro, y yo terminé haciendo el gol, y después al final terminamos haciendo otro gol más, del ‘Pato’ Castro, 4 a 1 ganamos».

 

UNA FASE DE GRUPOS MUY PAREJA JUNTO A MONTEVIDEO WANDERERS, MILLONARIOS DE BOGOTÁ Y AMÉRICA DE CALI

«Para mí era un debut en Copa Libertadores, para muchos de nosotros, era la primera vez que teníamos la posibilidad de jugar una Libertadores. Un inicio muy parejo, con Wanderers y los equipos colombianos. Aquel partido que sacamos esa ventaja de 4 a 1 fue una excepción, no había muchas diferencias entre los equipos que estaban en esa fase».

 

LOS OCTAVOS DE FINAL ANTE LA UNIVERSIDAD CATÓLICA

«En Chile fue empate con gol de Revelez. Universidad Católica nos tuvo un poco a maltraer, como locatario, como se daba siempre en esa época, el locatario era el que tomaba la iniciativa, el que iba adelante. Logramos al final ese gol del empate muy importante que nos dio bastante respiro para jugar el otro partido acá en Montevideo».

 

EL MÁXIMO LOGRO DE SU CARRERA

«Fue coronar todo ese tiempo, esos años que estuve en Nacional, con ese triunfo tan importante que fue ganar la Copa Libertadores de América, y también la Copa Intercontinental. Fue lo máximo que me pasó a nivel deportivo, haber logrado eso. La satisfacción de haberle podido dar al hincha de Nacional y al pueblo uruguayo un triunfo tan categórico como ese».

 

LA NOCHE DE LA FINAL ANTE NEWELL’S NUNCA SE PODRÁ OLVIDAR

«Recuerdo la salida de Los Céspedes aquel día, cuando íbamos para el Estadio, fue tremendo, la gente, los hinchas de Nacional se nos ponían adelante del ómnibus, nos pedían por favor que ganáramos. Eso te llega, te penetra, te llega muy adentro. Después el recibimiento que nos hizo la hinchada en el Estadio Centenario fue tremendo. Creo que ese partido lo jugamos no con uno más, sino con varios más. Esa fuerza que nos dio la gente, la hinchada, se transmitió después en la cancha».

 

EL ACCIDENTE SUFRIDO POR SU SOBRINO MATHÍAS CARDACIO 

«Está en recuperación, dolido realmente por todo lo que pasó. Ahora lo que queda es tener calma y tratar de salir de esta situación lo más pronto posible».

 

Más noticias con la misma Pasión

Compartí tu Pasión Tricolor