Pasión Tricolor 1010 AM
Seleccionar página

“ESPERABA MUCHO ESTE MOMENTO”

 

Hablamos con Thiago Vecino, otra de las figuras del clásico, premiado por EL EDÉN como el jugador que más metió.

 

LA ALEGRÍA DEL TRIUNFO

“La verdad que lo que vivimos el fin de semana todos los Bolsos, mi familia está muy contenta por todo lo vivido. Muy eufórico, lo viví con mucha intensidad todo el día. Después en las horas posteriores, que baja un poco la tensión, repasás el partido y se disfruta más”.

 

NO HABÍA ESTADO ANTE JUVENTUD PERO LLEGÓ BIEN AL CLÁSICO

“Me jugó una mala pasada querer estar toda la semana, quise entrenar y venía con una molestia del partido contra River. La verdad que de boludo, la agravé un poquito más y el día que hicimos fútbol de más exigencia y no pude lamentablemente estar contra Juventud, que era una linda oportunidad para jugar. Pero bueno, traté de estar tranquilo esos días y enfocarme en el clásico, recuperarme y estar lo antes posible, comenzar la semana del clásico de manera normal con todo el grupo y poder pelear un lugar. Se dio así, el martes cuando comenzamos los trabajo ya arranque normal con el grupo y así entrené toda la semana”.

 

CUÁNDO SE ENTERÓ DE QUE IBA AL BANCO

“El equipo ya lo sabíamos, pero me enteré unas horas antes de salir al Estadio que finalmente iba al banco”.

 

LOS CLÁSICOS SE VIVEN DIFERENTE

“Un partido de esta magnitud lo vivo distinto, lo siento distinto, ya desde el comienzo de la semana. Me pasa desde juveniles. Todos los detalles en la semana, alimentación, descanso, siempre se hacen bien, pero en este caso aún más, porque te empieza a generar cosas distintas en tu cabeza. Pensás en el partido, tiene un nivel de exposición, que la gente lo que siente y lo que espera, es que estés bien preparado, hay que dar el máximo. Lamentablemente me tocó ingresar por una lesión, pero estaba preparado, con muchas ganas, y por suerte salió todo bien”.

 

EL MOMENTO DE ENTRAR

“Estábamos ahí con ‘Seba’ [Fernández], charlando del partido, comentando cómo se iba dando, lo que pensábamos que había que cambiar y hacer. Se da la particularidad de que ‘Gonza’ [Bergessio] levanta la mano, no estábamos calentando tampoco, ahí me paro a calentar, el ‘Seba’ va también. En ese momento, cuando estaba calentando, se me pasaron muchas cosas por la cabeza, entrar en este partido tan importante. No hubo mucho tiempo tampoco, entré prácticamente sin calentar, se dio todo rápido. Pero una vez que me saqué el buzo se fueron todos los pensamientos, recibí las últimas indicaciones de Alvaro y traté de dar lo mejor”.

 

LA GENTE LO APLAUDIÓ CUANDO INGRESÓ, DÁNDOLE EL APOYO

“Sinceramente lo sentí, lo sentí mucho. Me generó adrenalina por dentro y más ganas de la que tenía. Se hizo sentir la gente y fue muy importante”.

 

EL MOMENTO QUE TANTO ESPERÓ…

“Esperé mucho la oportunidad. Venía haciéndolo bien en las prácticas, entrenando, con la ilusión de cumplir ese sueño. Se dio contra River, después la situación esa contra Juventud, y ahora el clásico. Fue un mes muy intenso. Sinceramente siempre estuve tranquilo cuando no jugaba, sabía que el momento se me iba a dar. Trataba de tener tranquilidad, para al momento de entrar a la cancha tratar de hacer lo mismo que venía haciendo en juveniles”.

 

ENTRÓ, Y AL MINUTO GOL DE NACIONAL

“Fue muy importante a la hora de entrar que justo se dio el gol. Eso me generó felicidad. Fue todo muy intenso. Cuando se da la jugada, yo se la trato de dar al ‘Chory’, rebota en Formiliano, y le queda a ‘Mati’ [Zunino] que se la da al ‘Chory’ que hace el gol, todo rápido. Cuando veo que entra la pelota fue una descarga muy importante para nosotros. Ahí empezó a cambiar el partido, de ahí en más nosotros crecimos en la cancha y presionamos de otra manera, salimos a buscar el partido. Encontramos el segundo gol, gracias al ‘Chory’, un golazo. Manejamos el partido con comodidad y con intensidad”.

 

LA JUGADA CON GABRIEL ROJAS QUE PUDO SER PENAL

“Esa fue la que estuve más cerca, también el cabezazo que me quedé lamentando, no podía creer que se haya ido tan cerca. Del penal, sinceramente en el momento no me di cuenta, sí sentí que tenía los botones desabrochados de la camiseta, se me desprendieron por el sinchón, pero en el momento ni atiné a reclamar un penal. Me había quedado, increíble la pelota que sacan. Después la vi, le pegó en la rodilla”.

 

EL ORGULLO DE LA FAMILIA

“Muy emocionada y conmovida. Esperábamos mucho este momento, después del debut y el gol contra River. Ahora se dio esto de entrar y jugar prácticamente todo el clásico. La verdad estaba muy contenta. Lo celebramos todos juntos, festejamos este buen momento”.

 

Más noticias con la misma Pasión

Compartí tu Pasión Tricolor