Pasión Tricolor 1010 AM
Seleccionar página

“EL CHORY ES UN JUGADOR IMPRESIONANTE”

 

En nuestro programa del lunes, con la felicidad de la victoria clásica, hablamos con el DT ganador, Alvaro Gutiérrez, quien también expresó su alegría, y nos brindó un montón de detalles sobre la planificación del partido en lo táctico y en lo motivacional. ¡GRANDE GUTI!

 

LA ALEGRÍA POR EL TRIUNFO

“Muy contento de haber logrado los tres puntos. Primero porque es un clásico. Todos lo queremos ganar. Sabemos que ganando los clásicos más de la mitad del Uruguay queda contenta. Segundo, porque era también nuestro objetivo estar lo más cerca posible, llegar con posibilidades a fin de año. Que todavía sigue siendo nuestro objetivo, estar en la definición. Por eso este resultado es importante. Pero tenemos que seguir concentrados, con la misma intensidad, trabajando día a día para mejorar. Por supuesto que son momentos que hay que disfrutarlos, porque sino vivís todo el año sin disfrutar nada, pero ya pasarán las horas y nos estaremos enfocando en lo que va a ser el Clausura”.

 

EL COMPLETO ANÁLISIS DE POR QUÉ DECIDIÓ PONER UN VOLANTE MÁS Y JUGAR CON UN SOLO DELANTERO

“Lo primero de todo es que uno está día a día con los jugadores, va viendo cómo está cada uno. Nosotros tratamos siempre de priorizar el grupo. Si ven nuestros entrenamientos, nosotros no dejamos a nadie de lado, desde el más titular hasta el último suplente, tratamos de que todos tengan el mismo entrenamiento. A veces tengo que hacer tres equipos para hacer fútbol, para ponerlos a cada uno en su posición, para que cada uno tenga esos 50 o 60 minutos por semana. Por ahí sería más fácil hacer dos equipos y luego hacer tres o cuatro cambios. Pero eso no es lo que nosotros queremos, porque pensamos que en un plantel hay muchos jugadores y todos tienen que estar a buen nivel, porque cuando les toque jugar tienen que responder. Eso nos sirvió tanto el partido pasado [con Juventud] que tuvimos que poner cuatro jugadores que no venían jugando y rindieron todos muy bien. Ahí el buen rendimiento de Felipe Carballo le abrió una puerta para poder hacer una estrategia un poco menos conservadora. Porque la gente piensa ‘bueno, tres volantes de marca’. Pero la realidad es que yo dejé un volante solo de marca, y los otros dos los adelanté. En vez de jugar 4-2-3-1 hice 4-1-4-1. Lo hice para tapar rápidamente a los volantes de ellos, que son los que manejan el fútbol, y con ese punta tratar de presionar a los zagueros para que tomaran decisiones rápidas. Sabiendo que ellos juegan 4-4-2 e iban a dejar mano a mano a los delanteros con nuestros zagueros, que es algo que a mí no me gusta, dejé al ‘Rafa’ ahí. Hicimos todo un trabajo para tapar ese circuito, incluso para que el ‘Rafa’ se recostara, y fuera el primero que saltara con los delanteros, y siempre hubiera o un zaguero sobrando o el ‘Rafa’. Funcionó todo. Hay veces que se da y otras que no. Principalmente después del primer gol nos tuvimos más confianza, salimos con un poco más de osadía, recuperamos mucho más pelotas y nos plantamos frente al arco rival varias veces”.

 

LA IMPORTANCIA DEL “CHORY” CASTRO Y ZUNINO POR LAS BANDAS

“Hicieron un gran partido. Capitalizaron situaciones que antes las creábamos pero no las podíamos concretar. Contra Defensor para mí teníamos que haber ganado y terminamos perdiendo. Contra River le creamos seis o siete situaciones de gol. Yo creo que el gol es un marcador de estrategias. Cuando uno marca un gol a favor, propone la estrategia, sabe que el rival va a tener que salir a buscar, porque sino pierde el partido. Eso te da más confianza, te da la opción de poder elegir qué es lo que querés hacer, si querés ir a presionar arriba, si querés ponerte un poco más abajo para esperar. Nosotros seguimos tratando de presionar arriba, porque a ellos les gusta jugar desde atrás. Nosotros ya teníamos una estrategia hecha para eso, por suerte funcionó todo bien y salió, como a veces no sale en otros partidos, que se hacen mucho más entreverados, por una cosa o por otra”.

 

EN LOS PRIMEROS MINUTOS COSTÓ MANEJAR LA PELOTA

“Nosotros generalmente en los primeros minutos somos mucho más cautos. Nos ha pasado de que nos hayan metido goles, por ejemplo contra Fénix que estuvimos todo el partido peleándola de atrás. Eso es algo que nosotros no queremos. Nosotros queremos, en los primeros 10 o 15 minutos, afianzarnos defensivamente, y a partir de encontrarnos bien, salir un poco más hacia adelante. Lo que nos pasó también fue que ellos estuvieron mucho más tranquilos con la pelota en esos primeros minutos, y nos hacían retroceder bastante. Tenían bastante precisión con la pelota. Una vez que nosotros adelantamos un poco las líneas, y principalmente hicimos jugar más incómodos a los zagueros, en cualquier pelota para el medio estaban esperando tanto Neves como Carballo para presionar, o por lo menos para no dejar pensar, y que todas las jugadas de ellos salieran sucias. Era eso lo que nosotros queríamos. Creo que se dio, y más con el gol. Fue en el momento justo, donde Nacional empezó a cambiar, empezó a poder salir un poco más hacia adelante, ahí llegó el gol, y eso lo potenció todavía”.

 

EL JUEGO AÉREO: UN RUBRO EN EL QUE SE NOTAN MEJORAS

“Realmente a nosotros nos ha preocupado desde el principio. Contra Cerro nos habían cabeceado varias veces, desde allí venimos con esa preocupación. Hemos puesto uno en la zona, a veces dos en la zona, hemos cambiado el de la zona, también tratamos de que los goleros salgan más, porque son un alivio y porque saben salir cualquiera de los dos. Eso lo hemos trabajado, lo hemos conversado, hemos preguntado a cada uno donde se siente más cómodo. Porque hay algunos que les gusta ir más a la zona, hay otros que les gusta agarrar gente no tan movediza, a otros les gusta agarrar a alguien de su estatura y no a otros por más que sean más chicos. Reuniendo toda esa información, tratamos a la hora de trabajar las pelotas quietas, más o menos por la tendencia y por lo que se sienten más cómodos, designar las marcas o las posiciones. Incluso hemos hecho algun trabajo de marcación, la semana previa, trabajo de confrontación, arco contra arco, tres equipos, uno contra otro, tirar córners, tiros libres, todo lo que sea el uno contra uno, para ganar esa batalla. Porque en algunos partidos nos metieron goles por desatenciones o por falta de agresividad a la hora de ir a marcar. Pero bueno, por suerte se corrigió todo eso y los jugadores lo hicieron perfecto en las dos áreas”.

 

LA TEMPRANA SALIDA DE BERGESSIO

“La semana de Gonzalo fue bastante normal. Evidentemente nosotros lo veníamos cuidando un poco, porque sabíamos que tenía ese problema. Él había salido contra Juventud, un poco por precaución y un poco porque había sentido eso. Trabajó a muerte, lo teníamos que parar para que no se le fuera la mano y trabajara más de lo que debería. Nosotros queríamos que llegara con esa zona bien descansada. Gonzalo tiene unas características, él contagia, pelea, lucha, es un referente para nosotros y es el goleador del equipo. Entonces, por ese lado, perdíamos todo eso”.

 

EL INGRESO DE THIAGO VECINO: ENTRÓ Y RESPONDIÓ

“Yo tenía la posibilidad de meter a ‘Seba’ Fernández o a Thiago Vecino, ambos de diferentes características. Uno de repente con mucho más experiencia, mucho más bicho para jugar, muy aplicado a la marca también. Y teníamos a Thiago, que también nos daba gol, nos daba altura y nos daba dinámica y juventud. Fue bárbaro. Viendo la altura que tenían los zagueros de Peñarol nos decidimos por Thiago, y fue muy bueno lo que hizo. Jugando de espaldas, presionando a los zagueros, obligándolos a tomar decisiones rápidas, a no dormirse, a cometer errores. Fue una alegría para todos. Por eso a mí me alegra cuando los juveniles entran y andan bien. La verdad que a mí me encanta jugar con juveniles. Pero no todos rinden igual. No todos están preparados en el mismo momento. Hay algunos que les lleva más tiempo. Thiago ya venía trabajando, hizo toda la pretemporada con nosotros en Miami, jugó partidos allá. Justo antes de su debut como titular había hecho cinco goles en la semana, luego entró, hizo el gol [contra River]. Después tuvo una molestia muscular y no pudo estar contra Juventud, pero ahora volvió y estuvo muy bien. Todo el equipo se merece el reconocimiento por el esfuerzo. Aunque haya tareas que no luzcan tanto como otras, todos jugaron para diez puntos”.

 

LA TARDE SOÑADA E INOLVIDABLE DEL “CHORY” CASTRO

“Es un jugador impresionante. Lee muy bien el juego, tiene mucha técnica, tiene experiencia. Evidentemente no es aquel que te desborda veinte veces por partido, pero ha ganado otras cosas. Hace jugar mucho al equipo. Él tiene la pelota y no la perdemos. De sus pies siempre salen pelotas limpias. Un gran jugador y una gran persona. Cuando sale es el primero que está alentando y apoyando. No tiene cartel de estrella ni nada, y eso que jugó once años en Europa. Eso es importantísimo, nosotros lo valoramos mucho. La fuerza nuestra está en el grupo, acá del primero al último tienen todos el mismo trato, y esperamos que ellos devuelvan las mismas actitudes hacia el grupo”.

 

EL “GUTI” Y LAS CRÍTICAS: SABE CÓMO CONVIVIR CON ELLAS

“Yo desde jugador siempre fui muy criticado. Aprendí de chico a ser juez de mí mismo y saber las realides. Saber la situación de lugar es importantísimo para mí, saber mis virtudes, mis defectos, y luego de ahí, uno empieza a pensar: ¿estoy haciendo las cosas bien, o las estoy haciendo mal? Vamos a analizar, cuántos puntos llevamos, cómo agarramos el equipo, pila de información. Uno después dice, no, pará, no está tan mal. Hoy Viña se fue con la selección. Antes capaz que no jugaba en esa posición. Neves está consolidado, Amaral nunca había tenido una continuidad tal como la que ha tenido ahora, que cuando se lastima yo creo que era el mejor jugador del Uruguay. Hoy vos recitás el equipo de Nacional, por lo menos en un 80% sabés quiénes van a jugar, habrá dudas en dos o tres. Después, si empezás a analizar los puntos, estábamos últimos y hoy estamos a dos puntos del primero. ¿Cuántos entrenadores hicieron más puntos que yo desde que llegué? Porque Cerro Largo también estaba primero junto con Peñarol, o estaba a un punto o dos. Entonces, para hablar y hacer conjeturas… Yo me guío por las cosas concretas. Antes era mucho más fácil porque no estaban las redes sociales, no había tanta cosa, la gente no se ponía paranoica por este tipo de rumores que andá a saber de dónde salen. Los twitts de personas anónimas muchas veces generan caos. Yo no tengo Twitter, no tengo Instagram, lo único que tengo es Facebook y a veces me olvido de la contraseña, con eso te digo todo”.

 

CONSCIENTE DE LA IMPORTANCIA DE LOS RESULTADOS

“Por supuesto que las críticas te hacen calentar un poco, pero la realidad es que después que analizás un poquito, decís: ‘yo estoy enfocado en esto y se está logrando’. A veces con más acierto, con menos acierto, pero se está logrando. Seguimos por el mismo camino, trataremos de trabajar, trabajar, trabajar. Corregir las cosas que de repente no están saliendo, afianzar las que sí están saliendo, y después no queda otra. El fútbol son resultados, yo lo dije siempre. Lo digo muchas veces incluso con los dirigentes. Por mejor persona que yo sea, el día que no logre el resultado me voy a tener que ir. ¿Qué voy a hacer? Eso pasa en todos lados”.

 

PUDIERON SER MÁS DE TRES GOLES

“Yo creo que sí. Tuvimos un cabezazo de Corujo, una de Carballo que llegó, dos de Vecino, podría haber sido un poquito más, pero bueno”.

 

CUANDO SALE ZUNINO, PUSO A FERNÁNDEZ Y NO A OCAMPO

“Lo dudé. Pero por lo menos mi pensamiento fue el siguiente: vamos 2 a 0, es un resultado mentiroso, porque si te meten un gol el equipo rival aumenta su ego, y vos te sentís un poco disminuido. Lo fundamental era mantener el cero en el arco. ‘Seba’ me daba la sapiencia, la experiencia, ese sacrificio para trabajar bien esa zona, sabiendo que de repente no íbamos a tener esa velocidad, pero igual íbamos a tener gol, porque el ‘Seba’ tiene gol. Como íbamos 2 a 0, sabíamos que nos íbamos a encontrar más veces con buenas oportunidades. Pasó así. Otras veces pongo a Ocampo, que había tenido una semana muy buena también, tiene más vértigo y velocidad. Pero todo es de acuerdo al pensamiento y a cómo viene el partido, depende de cómo piense cada técnico”.

 

EL TRABAJO MOTIVACIONAL EN LO PREVIO

“A la llegada al vestuario vimos un video, antes de salir. También cada uno tenía un cartel con su foto y un mensaje motivacional para ayudar, para que cada uno se sienta seguro. El banderazo fue algo impresionante, como siempre la hinchada de Nacional ahí, al firme. Aunque siempre cantan esa canción que dice ‘no se lo decimos más’, que nos presionan un poco, pero bueno (risas). La charla de Enrique Baliño estuvo muy buena, muy interesante, duró una hora y media que pasó rapidísimo. Muy bueno todo. Toda la preparación fue muy buena. Después se vio reflejado eso. La semana misma ya había sido muy buena, los jugadores entrenando a muerte, se vio reflejado después en el partido”.

 

EL MENSAJE FINAL, CON EL HUMOR DE SIEMPRE

“Esperemos poder seguir por el mismo camino y poder seguir dando alegrías. Alienten y no critiquen al técnico (risas)”.

 

Más noticias con la misma Pasión

Compartí tu Pasión Tricolor