Pasión Tricolor 1010 AM

“NUESTRA FIGURA TÁCTICA Y DESARROLLO FÍSICO SORPRENDIERON”

Un día como hoy, 6 de agosto, pero de 1980, nuestro querido Nacional alzaba por segunda vez en su historia la Copa Libertadores de América, al vencer en un durísimo partido al Internacional de Porto Alegre por 1 a 0 en el Estadio Centenario. A 38 años de aquella gesta, hablamos con ALBERTO BICA, puntero derecho de aquel glorioso equipo y empleado del Decano actualmente en la parte de captación de jugadores en el interior, quien nos contó sus recuerdos de ese momento histórico. 

 

CONTACTO CON SUS COMPAÑEROS

“Siempre a uno se le eriza la piel. El camino fue largo y nos permitió encontrarnos con una gloria muy querida para nosotros. Casi todos, tal vez la excepción hayan sido los que repitieron, como Víctor [Espárrago], el ‘Cascarilla’ [Morales] y el ‘Cacho’ [Blanco], después los demás nos fuimos dando cuenta con el pasar de los meses, de los años. Nunca organizamos nada, no teníamos nada organizado para después del partido. Algunos se juntaron, otros llegamos a nuestros hogares como pudimos. Después con el tiempo, generalmente uno mantiene contacto con la mayoría de los muchachos, y trata de mandarles un mensaje. Hoy me levanté y ya tenía algunos mensajes de algunos compañeros. Yo se los reenvié a otros.”

CONFIANZA EN LO QUE SE PODÍA DAR

“Se me viene a la cabeza el trabajo del grupo, la ansiedad que había antes del partido, sobre todo el partido de acá, que eran los últimos 90 minutos, y la tranquilidad que me dieron los compañeros cuando entramos a la cancha. Una tranquilidad para jugar, para llevar adelante el objetivo y el fútbol que necesitaba el técnico. La ansiedad tenerla hasta el partido sí. Pero cuando empezás a jugar hay que soltarla y no es fácil en una final. Ese equipo lo pudo hacer, lo mantuvo. El partido de acá fue bastante más parejo que el de allá [en Porto Alegre]. En el de allá el equipo hizo un partido perfecto, y se tendría que haber venido con un resultado de ganancia. Se pudo lograr acá y se le pudo dar el festejo y la fiesta al hincha”.

LA IDEA DE QUE LOS CAMPEONES DEL MUNDO TENGAN ALGÚN LUGAR PARA JUNTARSE EN NACIONAL

“El cariño a mí, a ‘Cacho’, a ‘Dardito’ Pérez que está ahí [en Nacional] trabajando como entrenador, nos lo demuestran diariamente. Hay muchos compañeros que pasaron por el club y se fueron. Algunos dirigieron, otros están en otra actividad en sus vidas, y yo creo que no se le dedica tiempo a esa parte organizativa. Tendría que haber alguien que se encargue, no es tan complicado. Toda la gente cuando nosotros vamos y nos juntamos con los compañeros nos trata muy bien. Siempre el trato ha sido con respeto. Nos encantaría reunirnos y tener un lugar para hacerlo. La idea es muy buena, ya está hablado y alguien debería llevarla adelante”.

¿QUÉ TENÍA ESE EQUIPO?

“Ese equipo tenía en conjunto experiencia, por los tres pilares que teníamos nosotros [Blanco, Espárrago y Morales], el entrenador, el grupo de trabajo que estaba afuera, el ‘Profe’ y la gente que acompañaba, y la juventud que teníamos nosotros, que había algunos que éramos jóvenes pero ya teníamos determinado corretaje también, a nivel juvenil y con algunas participaciones en Copa en el club. Eso hacía que tuviéramos muchas ganas, mucha atención, mucha concentración, mucha hambre de gloria, para tratar de lograr objetivos. Nunca nos trazamos un objetivo final, los objetivos se dan fin de semana a fin de semana, pero empezaron a cumplirse, se empezó a jugar de cierta forma que creo que sorprendió. Teníamos una figura táctica y un desarrollo físico para llevarla adelante que sorprendió a la mayor parte de los equipos. Pudimos tener un año y pico de muy buenos resultados, y de un aceitamiento de la función del equipo muy bueno”.

JUGÓ LAS FINALES A PESAR DE UNA LESIÓN

“Sí, eso pasó en el Beira Río. En una pelota donde giro, me engancha con el tapón el lateral, y arriba en el tendón de Aquiles, que es un lugar muy fino, donde no hay mucha piel, se me formó como una lengüeta, arriba del tendón. Por suerte no me tocó nada, fue profunda pero fue sólo la piel. El Doctor ahí me arregló como pudo para jugar el segundo tiempo allá. Me dí medio por descartado para jugar acá, porque el partido era a unos días, y yo llegué que no podía ni caminar, no podía apoyar el pie. Pero ahí, entre la manija de los compañeros, y alguna persona más de confianza, siempre hablo de Amaro Nadal, que tuvo gran incidencia, él ni siquiera estaba en el club, pero eramos muy amigos y lo somos aún, y tuvo gran incidencia conjuntamente con los otros, para que pudiera empezar a entrenar uno o dos días antes y poder estar a la orden del técnico. Es un lindo recuerdo porque pude jugar, y pude salir en la foto, como dicen”.

CONTENTO CON SU ACTUALIDAD EN EL CLUB

“Estoy agradecido con el club. Estuve desde el baby fútbol prácticamente. Estuve 13 años, hasta este retorno. Ahí me quedaré hasta que me inviten a salir o los años no me den para seguir recorriendo el país”.

Más noticias con la misma Pasión

Compartí tu Pasión Tricolor