Pasión Tricolor 1010 AM

«NECESITAMOS DEFENDER MUY BIEN, EN EL ÚLTIMO PARTIDO LES ENTRARON TODAS»

Hablamos con Alvaro Ponce, entrenador de Nacional en basketball. El Bolso se encuentra 2-1 arriba en la serie de semifinales ante Biguá. Se había arrancado 2-0, se perdió el pasado martes, y ahora el próximo martes se vuelve a jugar el cuarto partido. La serie es al mejor de cinco, por lo que el tricolor está a una victoria del pase a la final.

SE JUGÓ EL MARTES Y AHORA SE JUEGA EL SIGUIENTE MARTES: UNA SEMANA DE DESCANSO

«Esta semana va a venir bárbaro. También tenemos un plantel, en algunos casos, un poco veterano, entonces siempre sirve un poco de reposo. Viene siendo una serie super intensa, también lo fue ante Defensor Sporting. Además está todo el año encima. No conmigo, pero el plantel empezó a trabajar en agosto, así que los descansos son tan importantes como entrenar bien y alimentarse bien».

SE HABÍA LOGRADO PONERSE 2-0, PERO ERA DIFÍCIL TERMINAR CON UN 3-0 EN LA SERIE

«Si miramos todo el contexto, el bosque y no el árbol, nadie en el ambiente pensaba en una barrida, y si me apurás tampoco nadie en el ambiente pensaba en estar 2-0 arriba contra Bigua. Era la lógica, porque son el último bicampeón, por presupuesto, porque junto con Macabi, Peñarol y Aguada están despegados del resto. Es más, nosotros no éramos favoritos ni siquiera contra Defensor, para nadie del ambiente del básquetbol. Si vemos eso, es para estar contentos y para ilusionarse. Biguá había perdido seis partidos en el año y les ganamos dos seguidos, y en esa circunstancia, en instancias pesadas, no era un partido de fase regular. Entonces el equipo se demostró a sí mismo, que perfectamente podemos ganarle. Obviamente no es un rival sencillo: el otro día tiraban de 10 metros, faltando un segundo y con la mano encima, y entraba. Pero bueno, son noches que ellos las pueden tener. Solo en el primer tiempo iban 12 triples de 23. Es un excelente promedio para los 40 minutos de cualquier equipo y ellos ya iban eso en el primer tiempo. En el segundo partido, me acuerdo que metieron 53 puntos en el primer tiempo, más que en este último partido que fueron 49. Pero en aquel segundo tiempo los marcamos muy bien, hicieron solo 31 puntos en todo el segundo tiempo. Pasa por ahí también, que les ganamos. Además de que embocamos 90 que también es inusual para nosotros que somos un equipo más modesto en ese sentido, dependemos más de la defensa. En las series de Playoff de todo el mundo pasa que son equipos parejos, son noches. Nosotros también errábamos situaciones donde ellos nos dejaban el tiro, no estábamos claros. Son esas noches que se dan que a un rival le sale todo y al otro no le sale nada, entonces la diferencia final fue justa».

CÓMO SE IMAGINA EL CUARTO PARTIDO

«Es un partido donde nuestra defensa, que es nuestro fuerte, tendrá que prevalecer. Obviamente no vamos a terminar 50 a 50, pero por lo menos que sea bajo el goleo, que a ellos les cueste convertir. La idea va a ir por ahí».

LA IMPORTANCIA DE LA HINCHADA: UN JUGADOR MÁS

«Desde que llegué, lo primero, en mi quinto partido fue el clásico. Yo había estado en otros clásicos, estuve tres años en Goes, así que estuve en Goes-Aguada con el Palacio lleno. Pero cantan las dos hinchadas. Este clásico la verdad fue tremendo. Es otra sensación. A mí me encanta jugar así. En el cuarto partido de Playoff, en el que clasificamos a semifinales, que fue en el ‘Poli’, estaba por empezar ya el partido, y la hinchada estaba todavía tranquila, no sé si estaban entrando o qué. Yo les comentaba a mis colaboradores: ‘¿qué pasa que no están gritando? Ya tienen que estarle metiendo presión al rival’. En el buen sentido. Que el rival ni siquiera pueda calentar cómodo, que ya sea una caldera. Pero ni bien empezó el partido, arrancaron. El martes lo mismo, alentando todo el tiempo. Yo creo que este plantel tiene una muy buena comunión. Nadie daba a este Nacional entre los cuatro, y mucho menos plantándole pelea fuerte al campeón. Entonces hay como una identificación, la gente reconoce que este equipo modesto se está rompiendo el alma para llegar al máximo de sus posibilidades. Yo lo percibo a eso. El otro día perdimos bien, pero la hinchada apoya, porque desde la cancha se transmite que se deja todo. En el clásico fuimos siempre de atrás, pero en el último minuto lo dimos vuelta y lo ganamos, explotó Unión Atlética en ese momento. Se ve que hay buena conexión y eso es re importante».

EL PLANTEL SE ENCUENTRA BIEN DESDE LO FÍSICO

«Hay algunas nanas, pero son propias de estar jugando estas instancias. Nadie está en riesgo para el partido que viene. Hay algunos golpes y nanas propias de partidos que se juegan con mucha intensidad. Nada importante».

EL RECAMBIO DE EXTRANJEROS FUE FUNDAMENTAL

«Totalmente. Era algo que veníamos trabajando con la Directiva. Porque no estaban colmando las expectativas de lo que pretendíamos, sobre todo en el caso de Fuller, nunca pudo adaptarse al juego y nosotros a él. Lo de ‘Jay’, le mete compromiso e intensidad. Nuestra idea era tener un cuadro con más dinámica, más intenso, para poder defender más y correr un poco más la cancha. La llegada de este jugador, Johnson, que tiene 26 años, y tiene mucha intensidad, creo que nos ha ayudado un montón».

CONTENTO EN EL CLUB, SEGUIRÁ UN AÑO MÁS

«Yo estoy muy contento. Más allá de haber logrado todos los objetivos. Yo cuando entré, el ‘Gallo’ López, el presidente de la Comisión, me dijo que los objetivos eran ganar el clásico, poder debutar en nuestra cancha, que no era algo que dependiera de mí, pero se cumplieron los dos. Y el otro en principio es entrar directo en Playoff, es decir, no jugar Playin, meterse entre los 5 de arriba. Después, todo lo que venga, será la frutilla de la torta, sobre todo si nos llegamos a meter enter los cuatro. Fuimos logrando todos los objetivos y hasta la frutilla. Pero después, que arrancás 2-0, inesperado porque era el campeón, decís ‘ahora estoy en el baile, hay que bailar’. Es lógico y vamos por eso. En ese sentido viene siendo una temporada muy satisfactoria. Más porque yo no tuve la oportunidad de elegir el plantel. Cuando arreglé, lo hice por lo que quedaba de esta Liga y la que viene también. Así que la próxima Liga la voy a iniciar en Nacional. Voy a elegir el plantel, eso es importante. Eso es lo ideal, pero también tenés que tener la capacidad y el conocimiento de saber adaptarte a lo que tenés y sacarle el mayor jugo, porque no siempre se te va a dar de armar el plantel. Al entrenador le pagan para eso, para sacarle el mayor jugo a lo que hay. Lo hayas elegido vos o no. Hay que adaptarse. Tenés que estar formado. Podés decir: ‘a mí me gusta jugar con un grande abierto y un grande abajo’. Pero si las características no son así, tenés que saber jugar de otra manera. Para que el equipo que te contrata tenga las garantías de que vos le vas a sacar jugo al equipo. No vas a decir ‘no agarro a este equipo porque no tiene tal característica’. Tenés que manejar todas las opciones. Obviamente que lo ideal es arrancar de cero, no solo por el armado del plantel, sino por la pretemporada, donde vos tenés dos meses de pretemporada exclusiva, sin la presión de los partidos, para poder trabajar e imprimirle tu impronta al equipo. Para eso no hay magia, precisás tiempo. La pretemporada es muy importante. En el otro caso, llegás y a los dos días tenés un partido donde tenés que rendir examen, así que no tenés mucho tiempo. Lo deseable es poder hacer la pretemporada».

UN PLANTEL CON HAMBRE DE GLORIA

«Por supuesto que ellos están con esa ambición. No solo sería meterse en la final, sino que sería dar el batacazo del año, sacando al bicampeón que además es el favorito para llevarse el título este año también. Sería tremendo, en este partido o en el otro. Eso dalo por descontado que están todos con esa cabeza. Así que vamos por eso. Ya les pudimos ganar. Obviamente va a ser difícil, pero también lo era al principio. También va a ser difícil para ellos. Se puede y está demostrado. Ya se les ganó, y se hizo de dos maneras diferentes. También hay que ser conscientes de que ellos nos ganaron y también te pueden ganar. Pero nosotros ya hicimos las cosas como para ganarles dos veces, así que vamos con todo para ganarles una vez más».

DISCONFORME CON ALGUNOS FALLOS ARBITRALES

«En general yo soy tranquilo, prefiero enfocarme en el equipo. Ya bastante nerviosismo y pulsaciones tienen los jugadores como para que yo también esté como loco. En todos mis años de Liga, siempre soy tranquilo, no soy de estar todo el tiempo reclamando a los jueces. Yo no soy juez, no puedo protestar y decir ‘esto fue falta’ o ‘esto no’, porque no sé de eso. No puedo tener la prepotencia de pensar que soy juez. Lo que sí veo son los criterios. A Sims [Biguá] le cobran 10 faltas por partido. ¿Por qué a Frazier [Nacional] no? Lo agarran, lo agarran todo el tiempo. De cinco faltas te cobran una. Ahí me saco y se los hago saber. En buenos términos, no me han cobrado un técnico ni nada. Del otro lado cualquier roce es falta automática. Es un poco el derecho de piso de un jugador que hace un mes que está acá, contra otro que es su tercera Liga, que es el MVP todos los años. Lo cuidan más. Pero hay que tener un poco de balance, y también cuidar al talentoso tuyo».

SIMS DEBIÓ SER EXPULSADO EN EL TERCER PARTIDO

«Ya tenía una antideportiva. La fueron a ver porque se los pedí. Si la ves, es clarísimo el manotazo que le tira. Y le cobra foul común. Entonces decís, no sé qué tiene que hacer, tiene que darle una trompada de frente para que lo expulsen. Pero bueno, habrán hecho su evaluación y concluyeron que no era para expulsión, qué se yo».

MENSAJE FINAL A LA HINCHADA

«La primera palabra para decirle a la hinchada es gracias. Gracias totales. El apoyo ha sido todo el año incondicional. Inclusive tuvimos una rachita mala de partidos que se perdió y siempre estuvieron apoyando. Y segundo, que lo sigan haciendo, porque es un bastión para nosotros. El mensaje es que el equipo va a dar todo lo que tiene, hasta la última gota de sudor, para tratar de llegar a la final, eso que lo den por descontado, ganas no van a faltar. Estamos en la misma sintonía».

Más noticias con la misma Pasión

Compartí tu Pasión Tricolor