Pasión Tricolor 1010 AM
Seleccionar página

«NACIONAL EN MI VIDA SIGNIFICA MUCHO»

 

Una muy interesante charla tuvimos con «OJ» MORALES, quien nos recibió tras cumplir 45 años de vida. Muchos recuerdos de un jugador que dejó una huella imborrable en la hinchada.

 

 

EN QUÉ ANDA EL GRAN «OJ»

«En casa, como todo ciudadano, acatando las cuestiones de cuidarse, y de estar bien uno con la familia. Ojalá pase todo este tema que nos tiene preocupados a todos».

 

SU CUMPLEAÑOS EL PASADO DOMINGO

«Estuvo muy tranquilo. Si bien se pasó en familia, estaban mis hijos, sobrinos y un cuñado, eramos diez o doce. Charlamos, tomamos mate, escuchamos música. Estuvimos todo el día, porque el día estuvo caluroso, precioso. Pasamos tranquilos. Si bien no iba a ser ningún festejo de nada. Otro año más, ya 45. Hay que seguir adelante».

 

SIGUE COSECHANDO EL CARIÑO DE LA GENTE 

«Primero que nada, la alegría enorme, uno como exjugador de la institución y por todos los años que me tocó vestir la camiseta, siempre lo dije que soy agradecido por todo lo que viví. No es el tema de tantos campeonatos, ni esas cosas, sino lo que uno vivió, cosas buenas, cosas malas. Todo lo que uno hizo para que termine la carrera y la gente siga recordando, y más que nada respetando a la persona. Siempre dije que Nacional me dio mucho, para mí en mi vida significa mucho. Pero lo más importante es lo que pude devolverle al club, y lo buena persona que uno tiene que ser, más allá de los gustos futbolísticos, lo importante es la persona. Encontrarse con mucha gente en la calle, o en las redes sociales, los saludos de afecto. Y también el respeto del hincha de fútbol, de otros equipos, que también eso es valorable. Siempre me quedó claro que uno antes de jugador de fútbol es persona. Pero Nacional significa mucho en mi vida, y significó mucho en mi carrera futbolística».

 

PARTIDOS, MOMENTOS, RECUERDOS…

«Hay partidos que quedan marcados a fuego. En 10 años en el club imaginate si habrá partidos. Siempre nombro el clásico del 2002. No porque me tocó hacer el gol, sino por las circunstancias. Fue un partido raro, no concentramos, teníamos problemas con la dirigencia. Nos presentamos de particular en forma de protesta. Pero hubo buenos partidos, muchos clásicos, Copa Libertadores, partidos de gira. Uno de los que recuerdo fueron los famosos dos partidos contra el Santos de Robinho y toda esa gente [año 2003]. Lamentablemente perdimos por penales pero hicimos dos tremendos partidazos, tanto acá como allá en Brasil. Nos quedó el sabor amargo de que si pasábamos estábamos muy cerca. Y las semifinales de la Copa del 2009, acá con Estudiantes, ahí estuvimos cerca también. Hubo muchos partidos inolvidables, eso es el condimento que te deja el fútbol. En todos esos años que vestí la camiseta lo trate de hacer de la mejor manera, con aciertos y errores, pero siempre dejando todo para el bien de la institución».

 

RECORDANDO LOS DUELOS ANTE RIVER PLATE POR LA LIBERTADORES 2009 JUNTO A SU HIJO

«Justo hoy estaba en casa y estaba mi hijo con un amigo. Estaban charlando y justo en un Twitter estaba una recopilación del partido en Argentina, en el estadio de River, y los elogios de los periodistas argentinos. También recuerdo el condimento que tuvo con Fabbiani. Mi hijo se puso a mirar en You Tube y recopilaron imágenes. Me puse contento porque mi hijo Lucas tiene 20 años, y mi carrera en Nacional me siguió, entraba a la cancha conmigo. Justo se puso a recordar y me puse muy contento. Hacía tiempo no veía imágenes. Uno sigue transitando la vida y proyectándose cosas. Pero cada tanto, me sale algún recordatorio de fotos, o algún video, o lo que sea. Siempre es bueno. Tengo cosas guardadas, lógicamente. Pero lo que viví con Nacional fue muy importante y siempre voy a estar agradecido».

 

DERECHOS Y OBLIGACIONES DE SER CAPITÁN DE NACIONAL

«Uno va adquiriendo experiencia y se va aggiornando de cosas. A mí me tocó ir a Nacional en el año ’99. El capitán era Ruben Sosa. De a poquito, fui conociendo la institución, uno va haciendo su camino en el vestuario. En los primeros años, me preguntó una vez De León en el año 2000 si quería ser capitán. Yo le dije que no, que le agradecía mucho, pero era el primer año, justo habíamos perdido las finales del ’99 y no me parecía muy bueno que fuera el capitán, porque era nuevo y había otros jugadores de trayectoria. Fueron transcurriendo los años, y nunca me desesperé por ser capitán, porque uno no está desesperado ni quiere trascendencia. Simplemente, siempre participé de reuniones con la dirigencia, y fui uno de los vocales de los planteles, también en reuniones en la Mutual. La parte que me tocó ser capitán fue después de la etapa del ‘Chengue’ después de aquel clásico que perdimos y lo que sucedió con la camiseta. La gente en el primer momento lo cuestionó a él, pero no sabía las cosas que había atrás, las cosas que pasó. Me transformé en capitán oficial de Nacional cuando él decidió dar un paso al costado. Fue en la Liguilla del 2008, ahí asumí el capitanato, era uno de los jugadores de más edad y experiencia. Pero en todos esos años, mil recuerdos, de reuniones, discusiones, arreglos de contratos, de premios, una cosa y otra, que te desgasta. Pero siempre lo hice por la satisfacción de poder dejar algo en el vestuario. Primero ser un buen compañero, una buena persona. He hecho muchos amigos. Enemigos no se si tanto, porque nunca me ha pasado que me reclamaran algo. Lo lindo del fútbol es que uno camina tranquilo, y con los compañeros que se encuentra siempre hay un buen diálogo, eso es lo más importante».

 

LOS CONFLICTOS EN EL PLANTEL EN EL AÑO 2010 Y EL FRACASO EN ESE CAMPEONATO URUGUAYO

«Fue todo un circo eso. Yo nunca me peleé con el ‘Matute’. Yo tuve una charla con parte de la dirigencia, en la Posta del Lago. Me manifestaron una extensión de contrato, con un dinero que ellos querían sumarme a lo que yo ganaba. Yo les dije que no, que pretendía otra cosa. La charla supuestamente iba a ser privada, entre esas personas y yo. Después la cosa se expandió por todos lados. Ahí vino un malestar mío, que no quise ser capitán en la copa de verano. Le manifesté a Acevedo [Eduardo, el técnico] en ese momento, que no quería ser capitán por lo que pasó. Después sucedió todo el tema de ‘Matute’, que la verdad nunca me peleé. En uno de esos momentos que dijeron que hubo una pelea en el vestuario, terminamos la práctica, en la cancha 2 de Los Céspedes, íbamos subiendo al vestuario a bañarnos y salió todo eso en la radio. Había periodistas, y había algunos particulares. En el vestuario nunca me peleé con él».

 

HUBO RUMORES DE QUE ANGEL «MATUTE» MORALES, QUIEN INTEGRABA EL PLANTEL, PARTICIPÓ COMO REPRESENTANTE EN LA VENTA DE LODEIRO AL AJAX DE HOLANDA

«La charla de representación de Lodeiro se hizo. Fuimos 8 jugadores en una habitación. La charla fue después de una cena, en una concentración. Había muchos rumores, de Lodeiro con Fonseca, de una cosa y otra. Decidimos aclararlo de buena manera. Estaba Lembo, Varela, Guigou, éramos todos grandes. Lo charlamos, le planteamos a ‘Matute’ lo que sucedía, él nos dio sus explicaciones y quedó todo ahí, nunca pasó nada. Al poquito tiempo trascendió que yo lo eché del cuarto, que nos peleamos de nuevo. Ahí ya quisieron desestabilizar el funcionamiento del vestuario, lo que era el grupo. Se juntó con el bajón futbolístico que tuvimos».

 

FACTORES QUE SE JUNTARON PARA PERDER AQUEL URUGUAYO, INCLUIDO EL ARBITRAJE EN LAS FINALES

«Ganamos muy bien el Apertura y no repetimos en el Clausura. Cuando fuimos a jugar las finales, ya estaba todo entreverada la cosa, el rendimiento no fue bueno, yo tenía la cabeza en otra cosa. Los dirigentes en ese momento aprovecharon para cortar cabezas. Yo hacía muchos años que estaba, y como quien dice, aprovecharon la oportunidad de perder las finales. Algunos nos teníamos que ir. Pero nunca quedó el rencor con el club. Tuve unas charlas con un par de dirigentes fuertes, pero respeté la decisión. Siempre dejé todo por la institución. También la gente en las redes opinaba de más. Si bien fue dolorosa la final que perdimos con Peñarol, también nos robaron en esa final. Pero nosotros adjudicamos a que ese campeonato no lo ganamos porque dejamos pasar esa linda chance, de todos esos temas internos que pasaron. Que comentaron pero no sucedió. También yo tuve una discusión fuerte con [Jorge] Da Silveira en la radio. Después tuve una charla en un hotel en Cuenca [Ecuador]. Esas cosas desgastan. Me pasó a mi, le ha pasado a otros capitanes, y seguirá pasando. Son cosas del fútbol que ya pasaron. En las cinco finales con Defensor éramos todos unos fenómenos, y al otro año perdimos la final y éramos todos un desastre. Viste cómo es el fútbol, pero bueno, hay que respetar. Siempre es lindo, cada tanto, en las notas como esta, tocar algunos temas puntuales para aclarar. Ya no va a mejorar en mucho lo que uno piense o no».

 

¿QUÉ TIENE QUE TENER EL «5» DE NACIONAL?

«Primero que nada tiene que ser el corazón del equipo. El ‘5’ es un poco el termómetro. El ‘5’ de Nacional tiene que ser inteligente, y después, cómo está el fútbol de hoy, tiene que ser práctico. Tácticamente bueno y técnicamente bueno. Y tiene que ser simple: saber recuperar el balón, que es lo esencial en un volante central, y distribuirlo. Es un poco el que marca el ritmo del equipo. No significa que tenga que tener experiencia, porque la experiencia se va generando sola. Pero el ‘5’ de Nacional tiene que tener carácter, que tenga todos los condimentos, y que sea el líder. En todo equipo se precisa una columna vertebral. Un buen arquero, pareja de zagueros, el medio, un hombre que haga las veces de enlace, y buenos delanteros. El ‘5’ es fundamental. Nacional se ha caracterizado por tener líderes. Cada vez hay más jugadores jóvenes, las generaciones van cambiando, pero yo veo que Nacional siempre está cubierto, con algún jugador del club o alguno que trae de otro equipo».

 

DEJÓ SU VOTO EN LA CONSIGNA DEL MEJOR «5» DE NACIONAL DESDE JULIO DE 2010 HASTA EL 2020

«Sería injusto porque pasaron muchos jugadores. No voy a poder nombrar a todos. Recuerdo después que me fui, uno de los ‘5’ que admiré y respeté por su juego fue Facundo Píriz. Antes que yo me vaya, él estaba con Calzada, eran los dos gurises y ya estaban aprontándose para jugar. He compartido equipo con el ‘Mama’ [Arismendi] también, pero Píriz fue uno de los que más elegancia tuvo para jugar. Después, que va a quedar fuera de la votación, otro que era medio parecido y tenía cosas buenas, fue Oliva. Cuando hizo la aparición en Primera, era completo también. Pero mi voto es para Facundo Píriz».

 

SALUDO FINAL 

«Muchísimas gracias por las palabras, por el programa, que es el 1 en las audiciones, hablando del club siempre. Disculpen también que aproveche la oportunidad. Me han invitado varias veces a los festejos del programa y no he podido concurrir. Pero no va a faltar oportunidad. Muchísimas gracias por la invitación y ojalá los pueda acompañar, y reencontrarme con viejos compañeros, con hinchas, gente que me dio mucho cariño. Siempre agradecido, les mando un abrazo y que tengan un buen año».

 

Más noticias con la misma Pasión

Compartí tu Pasión Tricolor