Pasión Tricolor 1010 AM

equipotricolor1

No podemos andar buscando culpables, ni responsables, ni seguir deteniéndonos en lo que pasó ya no se puede revertir, pero de las malas experiencias siempre deben sacarse conclusiones para saber qué hacer y qué no hacer cuando el destino nos plantee otros desafíos. Hemos pasado varias semanas en las que varias veces escuché algunas opiniones insistiendo en que Nacional jugaba con un mediocampo que carece de solidez por tener “solamente” dos volantes de contención. ¿Solamente?

 

equipotricolor1

No podemos andar buscando culpables, ni responsables, ni seguir deteniéndonos en lo que pasó ya no se puede revertir, pero de las malas experiencias siempre deben sacarse conclusiones para saber qué hacer y qué no hacer cuando el destino nos plantee otros desafíos.

Por Julio Cifuentes

Mientras se acerca el partido ante Fénix y la atención de los tricolores debe centrarse únicamente en la obtención del Torneo Apertura, en mis oídos retumba una frase pronunciada después del partido por nuestro compañero Emiliano Martínez, en la que destacó cuáles fueron los dos partidos en los que Nacional recogió los peores resultados: las dos veces coinciden con las posturas más conservadoras dentro del campo, o si se prefiere, con las veces en que jugó con menor cantidad de hombres con características ofensivas, ante Iquique en Chile y el martes ante Loja.

No hace falta agregar nada más, las conclusiones son clarísimas.

Hemos pasado varias semanas en las que varias veces escuché algunas opiniones insistiendo en que Nacional jugaba con un mediocampo que carece de solidez por tener “solamente” dos volantes de contención. ¿Solamente?

Para mi gusto, ojalá compartido con muchos hinchas tricolores, una de las mayores virtudes que ha tenido el equipo dirigido por Gustavo Díaz ha sido ese, porque “solamente” ha jugado con dos hombres en la contención para poder utilizar tres puntas con lo que además logra reservar un lugar en el mediocampo para Alvaro Recoba, convirtiendo a la oncena en un equipo que mira permanentemente el arco de enfrente, agregando a estos cuatro hombres la llegada cada vez más permanente de Calzada y el ingreso por el callejón derecho del “Pichón” Núñez.

Uno de los principales aciertos del “Chavo” después de aquel partido en Iquique ha sido la valentía para enfrentar ese proceso involutivo que cada vez puebla con hombres de marca la mitad de la cancha; muchos de ustedes recordarán todavía cuando se jugaba con un número cinco que hacía el balance además de jugar bien la pelota, con dos entrealas -volantes con características ofensivas-, fórmula que se cambió luego por un volante “defensivo” y uno “mixto” (el diez no se tocaba, jugaba más arriba todavía), pasando luego a dos hombres de marca, después esos dos junto a uno “mixto” para terminar en algunos casos utilizando tres hombres de marca, algo así como la negación del fútbol o la necesidad de tomar demasiadas previsiones ante equipos que manejan bien la pelota.

El martes en el Estadio, los que insistieron en que el medio era muy débil ganaron la batalla.

En un partido decisivo, Nacional eligió “reforzar” ese sector central y prescindió de un centrodelantero, ya que el “nueve” titular Alexander Medina sufría una molestia, y para colmo, cuando ingresó Sebastián Taborda no salió un volante sino Gonzalo Bueno, uno de los compañeros que podía asistirlo, y los resultados quedaron a la vista.

Por eso es momento de mirar adelante, y confiar que se sacarán conclusiones de este mal momento para afrontar lo que se vendrá. Sin dudas, el equipo que comenzó esta temporada ha rendido bastante mejor hasta el momento adelante que atrás; en el fondo, el equipo todavía tiene que levantar, seguramente basándose en el liderazgo de Alejandro Lembo y el extraordinario momento que atraviesa Jorge Bava.

Cada partido tiene su historia, y nadie mejor que el cuerpo técnico para conocer en qué momento están sus jugadores, pero los resultados parecen indicar que la mejor planificación se basa en centrar la atención sobre el arco de enfrente más que en el propio.

PASIÓN TRICOLOR 1010 Am confía en el equipo, en la capacidad de sus jugadores, y en que el técnico se ilumine para planificar cada partido de la mejor manera. Vamos en busca del tricampeonato.

PASION TRICOLOR1010AM 
Sentimos lo mismo !!!
 
logonuevopasion

 

Más noticias con la misma Pasión

Compartí tu Pasión Tricolor