Pasión Tricolor 1010 AM

«LOS JUGADORES TUVIERON UNA GRAN ACTITUD DURANTE EL CONFINAMIENTO»

 

A pocos días del regreso a los entrenamientos en Los Céspedes, hablamos con Félix Martínez, preparador físico de Nacional

 

 

PREPARÁNDOSE PARA VOLVER A LOS CÉSPEDES

«En la línea de lo que habíamos marcado desde un comienzo, manteniendo una regularidad semanal, una progresión en los contenidos, enfocándolo a la vuelta y a los trabajos que vamos a hacer en el campo. Vamos en esa línea. Resalto sobre todo durante el confinamiento la gran actitud, comportamiento y predisposición de todos los jugadores a la hora de recibir los trabajos, de llevarlos a cabo, incluso los trabajos más individualizados que se les enviaban a cada uno de los jugadores como trabajo extraordinario. Eso hace que este tiempo haya tenido sentido, y se pueda volver desde un punto de partida un poquito mejor. Por otro lado es complicado generar un control de mediciones de carga, como lo hacemos en el día a día, ya que no tenemos los mismos instrumentos, pero es verdad que en muchos casos hoy en día los jugadores cuentan con algún reloj de marcas conocidas en le mercado que calculan frecuencias cardíacas, metros recorridos, velocidades, intensidades de trabajo. Por ahí venimos recibiendo alguna información que nos daba referencia de cada entrenamiento y de cada jugador».

 

BUSCANDO VOLVER A LA MEJOR FORMA FUTBOLÍSTICA

«Conjuntamente con los compañeros profesores, con Gustavo [Munúa], con Christian [Berman] y con los médicos, hemos hecho una propuesta que está bajo los parámetros del protocolo. Es una vuelta al trabajo progresiva, de menos a más, siendo precavidos y teniendo en cuenta todo este tiempo donde el jugador no ha podido golpear, pasar, frenar, en las distancias e intensidades que requiere la práctica del fútbol. Eso nos hizo tomar medidas, para que los contextos de trabajo sean más analíticos, más aislados, con cero contactos entre jugadores, de modo que no haya riesgo de poder contagiarnos. Algo diferente, pero intentamos que motive al jugador, porque no es estar en casa, es estar en la cancha, pisar el césped, pensamos que es más atractivo a lo que veníamos haciendo».

 

LA INCERTIDUMBRE EN LA FECHA DE REGRESO A LA ACTIVIDAD OFICIAL

«Habíamos diseñado una vuelta contando con el 1 de agosto. Intentaremos llegar lo mejor posible, sea cual sea la fecha de vuelta. Cuanto más tiempo tenemos para trabajar, menos riesgo vamos a correr en apurar esa preparación. Habíamos hablado de que había un mínimo, considerábamos que seis semanas era el mínimo para volver a encontrar un nivel de forma adecuada y de garantías para volver a competir. Puede irse a ocho o nueve, pero no va a alterar ese mínimo. El objetivo es siempre llegar lo mejor posible. Los plazos se irán viendo en función de lo que vayamos viendo en estas semanas».

 

LE GUSTA LA IDEA DE QUE SE PUEDAN HACER 5 CAMBIOS POR PARTIDO

«Yo creo que sí. Cualquier cambio implica que estratégicamente te hace tener un plan distinto, plantearte estrategias, va de la mano de lo táctico y de los momentos del partido. A priori, tener más capacidad de mover jugadores, poder rotar más, y dar minutos más variados, cuando el calendario es muy denso te puede ayudar. Pero tiene que ser objeto de estudio para que no te perjudique tampoco. Porque hay jugadores que necesitan minutos para encontrar su mejor rendimiento. Pero si se le busca su parte positiva creo que puede ser interesante».

 

¿HAY MUCHA DIFERENCIA EN SU TRABAJO, EN CUANTO A HACERLO EN ESPAÑA O URUGUAY?

«No es una cuestión de que mi trabajo sea de una manera y no se pueda mover. La clave y la esencia de que las cosas funcionen es hacer una lectura de lo que implica la competición, de la cultura del país, una valoración de lo que vives en el día a día, cada fin de semana, y a raíz de ese análisis ajustar cosas, implementar, quitar o poner. Evidentemente una idea no deja de ser en la que uno cree y la que a uno le gusta, pero cada país o cada idiosincrasia te obliga a tener en cuenta más unas cosas que otras. Al ser un plantel joven, de edad muy baja, chicos que tienen un margen de crecimiento importante en muchas facetas a nivel físico y futbolístico, por supuesto que hacemos más hincapié que a veces no están tanto en entrenar en el terreno de juego, sino en el acondicionamiento personal, a niveles de fuerza, aeróbicos y demás. Estamos teniendo en cuenta todo eso. Los análisis son continuos en el fútbol».

 

PUNTOS A FAVOR Y EN CONTRA DE TRABAJAR EN NACIONAL Y EN URUGUAY

«Me sorprendió positivamente que los compañeros preparadores físicos que me encontré aquí en Uruguay son gente que está bastante formada. Hoy en día esta globalización nos permite acudir a contenidos y bibliografía internacional y de los autores más importantes de nuestra profesión. Son personas que leen de esas fuentes, algo muy positivo. Al mismo tiempo encuentro que si tengo que poner un puntito donde se puede mejorar, es a nivel de diseño y funcionalidad de algunas instalaciones deportivas. Por suerte, nosotros en Nacional podemos presumir de que ahora en pocos días vamos a tener la posibilidad de disfrutar de un gimnasio de vanguardia, con la mejor tecnología y las mejores posibilidades, que entiendo que no es lo habitual en todos los clubes, pero peleamos para que eso nos pueda dar un salto de calidad».

 

¿NACIONAL TERMINÓ PADECIENDO EN LO FÍSICO LOS PARTIDOS ANTE ALIANZA LIMA Y WANDERERS?

«Los análisis está claro que siempre están en boca de todo el mundo, de los aficionados, de todos, y es absolutamente respetable y entendible, porque este negocio vive de eso. Obviamente que nosotros estamos en continuo análisis, por suerte tenemos los datos de todos los partidos y somos conscientes de cada momento, y de cada partido, de cuál ha sido nuestra mayor o menor dificultad. Pero a veces no es una cuestión de un solo aspecto. Al final el equipo en función de lo que vaya sucediendo del partido, de encontrarse con un contratiempo en un momento o en otro, cambia ciertos comportamientos que pueden generar cierta incertidumbre, que se puede traducir en un ligero bloqueo a nivel de juego, y eso puede parecer que obligue a correr más de lo que estabas acostumbrado, o de lo que tenías previsto. O simplemente el mero hecho de que muchos cambios de jugadores con cierta inexperiencia, o que todavía están en una fase de crecimiento, esa regulación o control de los tiempos del partido también puede influir en dosificar o llegar en un mejor momento hacia los minutos finales de un partido. Pero yo no entraría nada más que en un aspecto. Obviamente que nosotros somos críticos de nosotros mismos, queremos encontrar la mejor versión del equipo, pero a veces con los datos en la mano te encuentras que hay partidos en los que la gente dice o puede pensar que llegamos mal físicamente, pero en volumen de metros y en altas velocidades han sido los partidos en los que mas metros hemos recorrido, y por eso proporcionalmente se puede dar esa sensación de fatiga en los minutos finales. Por eso, todo va de la mano de lo que sucede en el partido a nivel futbolístico».

 

¿CAMBIA EN ALGO VOLVER EL 1 O EL 15 DE AGOSTO A JUGAR OFICIALMENTE?

«Nos cambia en las ganas, que nos aumentan. Cuanto más tardemos en volver más ganas vamos a tener. Yo creo que es lo único. Porque en lo demás, el trabajo no va a faltar, vamos a estar al pie del cañón. Vamos a estar preparados, con unas ganas bárbaras de reencontrarnos en la competición».

 

LA VIDA DE UN ESPAÑOL EN URUGUAY

«Vivo en Pocitos. Pude disfrutar en esta cuarentena de la tranquilidad de El Pinar también. La rambla me gusta muchísimo caminarla, correr también. Me gusta mucho la costa, el mar, estar cerca, lo disfruto muchísimo. La noche no la he conocido, ha sido imposible, por la pretemporada y el Covid. Con Munúa hemos hablado de hacer un asado, tenemos que organizarlo, hay muchas ganas».

Más noticias con la misma Pasión

Compartí tu Pasión Tricolor