Pasión Tricolor 1010 AM
Seleccionar página

Un justo reconocimiento se les entregó a los campeones del ’71, ’80 y ’88 en la noche de este viernes en la sede tricolor: tendrán una butaca en el Gran Parque Central. Hablamos con Wilmar Cabrera.

 

Una emotiva noche se vivió este viernes 13 de setiembre en la Sede Social de Nacional. Una vez más, en fecha elegida en conmemoración al primer triunfo logrado por la selección uruguaya, por 3 a 2 ante Argentina en Buenos Aires, en 1903, los socios del Decano se reunieron en la sede para entregarles las medallas a quienes cumplieron 30, 50 y 75 años de fidelidad y adhesión ininterrumpida a la causa tricolor.

Además de ese tradicional reconocimiento que se realiza actualmente a los socios, se efectuó otro homenaje, muy justo y sentido. En este caso fue para los integrantes de los planteles de 1971, 1980 y 1988, los tres años donde Nacional obtuvo la Copa Libertadores de América y la Copa Intercontinental. No estuvieron todos los jugadores, pero sí una importante cantidad de ellos, que recibieron, además del aplauso y el afecto de todos los presentes, un premio: ahora tendrán una butaca de por vida en la tribuna José María Delgado del Gran Parque Central. Lo mínimo que se podía hacer por quienes le dieron tanta gloria y tanto prestigio a la institución.

¡SALUD, ETERNOS CAMPEONES!

 

WILMAR CABRERA: «NOSOTROS PASEAMOS LA HISTORIA POR EL MUNDO»

Imagen

«No podía ser de otra manera. El primer cuadro que ganó en el exterior, el primer cuadro que salió prácticamente del amateurismo a jugar contra equipos de Argentina. Fuimos los primeros siempre. Feliz de reecontrarme con excompañeros, con amigos, con socios amigos, con gente que fue dirigente, con gente que fue médico del club. Vine con mis amigos de Cerrillos. Esto es brillante, estoy emocionado porque por encima de la responsabilidad que tiene uno como exfutbolista del club, seguimos participando en los eventos que el club nos necesita, y está perfecto. Somos parte de la historia, como van a ser muchos de ustedes, porque van a relatar seguramente los mejores goles. Uno se siente orgulloso, esto hay que disfrutarlo. Seguramente falte un montón de gente. La historia marca que hay gente que no está, incluso que no está en esta vida, pero a todos ellos, a todos los que nos tocó vestir esta gloriosa camiseta, a todos los que paseamos la historia por el mundo, porque en definitiva muchas veces hicimos eso, también a todos los chicos que juegan hoy, desearles lo mejor, porque seguramente ellos no han tenido esa historia que nosotros tenemos y que la podemos contar, pero seguramente con el esfuerzo, el trabajo y el sacrificio, ya nos dieron una alegría el domingo [en el 3-0 clásico], y ojalá que nos den otra alegría en el Clausura y en las finales para lograr el siguiente objetivo. Así que un abrazo grande a todos. Sigo teniendo esa imagen de cuando vine por primera vez al Parque Central. Viví bajo esas tribunas, amo esas tribunas, amo el Parque Central y amo al club. Eso es para mí lo más grande», dijo el «Toro de los Cerrillos», quien fue campeón de América y del Mundo con Nacional en 1980.

 

Más noticias con la misma Pasión

Compartí tu Pasión Tricolor