Pasión Tricolor 1010 AM

LOS CAMBIOS EMPEORARON UN RENDIMIENTO QUE EN EL PRIMER TIEMPO HABÍA SIDO EXCELENTE; NACIONAL TERMINÓ DE MANERA AGÓNICA, PERO GANÓ

 

Nacional le ganó 2 a 1 a Progreso, este miércoles por la noche en el Gran Parque Central, por la 8va. fecha del Torneo Apertura.

 

 

Para el equipo de Pasión Tricolor, PABLO GARCÍA fue la figura del encuentro, el jugador Nacional BBVA, AGUSTÍN OLIVEROS se llevó el voucher para que siga metiendo en una de las 36 habitaciones temáticas en EL Edén, en tanto THIAGO VECINO completó el podio llevándose el libro que entrega Estudio Hugalde al más inteligente.

Compartimos el análisis de nuestro comentarista Matías Méndez:

 

 


CRÓNICA: 

Agónicamente el Decano logró obtener los tres puntos ante el equipo de La Teja. Un sufrimiento innecesario dado el excelente primer tiempo que había jugado el equipo de Gustavo Munúa, pero en los segundos 45′ se vio una cara totalmente opuesta y muy mala, que terminó con Progreso arrinconándonos contra nuestro arco y arañando el empate.

El entrenador tricolor apostó en este partido por varios cambios, entre los que se destacaban el debut del brasileño Paulo Vinicius en el fondo, de auspiciosa presentación, el «doble 5» conformado con Neves y Carballo, quizás falto de marca y lucha en esa zona fundamental del campo, pero dotado de muy buena técnica, y en ataque la aparición de Thiago Vecino por Bergessio, y la vuelta a la titularidad para Amaral y el «Chory» Castro.

Al principio parecía que Munúa había dado con la tecla, ya que como dijimos, en los primeros 45′ Nacional lo pasó por arriba a Progreso, con una figura rutilante como Pablo García, totalmente desnivelante, generando muchas jugadas de gol por la banda derecha y siendo incontenible para los defensas. Fue acompañado de buena manera por todo el equipo que en líneas generales funcionó muy bien, cada uno en su rol haciéndolo de la manera adecuada.

Así, por derecha también se proyectaba Méndez, aparecía Amaral siendo el «10», por izquierda Cougo y el «Chory», y la presencia en el área de Vecino, volviendo al gol, convirtiendo un tanto típico de goleador, recibiendo el «centro de la muerte» en el área y mandándola a guardar. Fue todo un engranaje perfecto que invitaba a soñar con una noche tranquila. Más tranquila aún sabiendo que al término de la primera mitad Progreso jugaba con un hombre menos por la correcta expulsión de Julián Gottesman. La única nota negativa, fue la salida por lesión de Luis Mejía, quien sufrió un desgarro en el aductor, ingresando en su lugar Sergio Rochet.

En el entretiempo el pensamiento entre los Bolsos era que el partido podía terminar en goleada. Pero en el fútbol nunca está dicha la última palabra, y los rivales también juegan. El entrenador rival, Leonel Rocco, movió sus fichas, puso a Gustavo Alles para acompañar a Alex Silva en el área, y empezó a complicar. Se notaba que el «Gaucho» salió con otra mentalidad también al segundo tiempo, más combativo, decidido a vender cara su derrota, y así iba a ser.

Nacional fue apagándose en la segunda parte y más aún con los cambios que hizo Munúa. Que exista la chance de hacer cinco variantes no quiere decir que sea obligación. Los que entraron no estuvieron a la altura de los que salieron y el equipo fue jugando cada vez menos. Progreso se arrimaba cada vez más y así llegó el descuento por intermedio de Alex Silva, aunque justo es decir que el gol fue viciado de nulidad ya que el autor del tanto la paró con la mano antes de definir. Error de un Christian Ferreyra que no tuvo una buena noche.

Quedaban 13′ para el final pero la tónica no iba a cambiar. Progreso siguió buscando desesperadamente la igualdad. Ni siquiera eso hizo que Nacional tuviera espacios como para aprovechar algún contragolpe y liquidar el partido con el tercero. El «Gaucho» tuvo varias pelotas quietas sobre el final, y en los descuentos estuvo a punto un par de veces de concretar el empate.

Por suerte no se dio, y el Decano volvió al triunfo tras el empate del pasado domingo ante Plaza. Progreso demostró que jugar con 10 hombres no es excusa como para hacer un partido tan flojo como el que hizo el Bolso en Colonia. Pero los tres puntos, lo más importante, quedaron en el Parque. Sigue habiendo mucho trabajo, mucho para mejorar.

 

NACIONAL 2 – PROGRESO 1

Cancha: Gran Parque Central. Jueces: Christian Ferreyra, Santiago Fernández, Mathías Muniz.

NACIONAL: Luis Mejía (33′ Sergio Rochet); Armando Méndez, Paulo Vinicius, Agustín Oliveros, Ayrton Cougo; Gabriel Neves (58′ Joaquín Trasante), Felipe Carballo; Pablo García (72′ Felipe Gedoz), Rodrigo Amaral (72′ Agustín González), Gonzalo Castro (58′ Alfonso Trezza); Thiago Vecino. Director Técnico: Gustavo Munúa.

Progreso: Nicola Pérez; Esteban González, Federico Platero, Lucas Ferreira, Martín Marta; Gonzalo Andrada, Rodrigo Viega, Joaquín Gottesman; Gonzalo Jara (68′ Fabricio Fernández), Alex Silva (46′ Gustavo Alles), Santiago Gaspari (81′ Nahuel Roldán). Director Técnico: Leonel Rocco.

Goles: 18′ Pablo García (N), 45′ Thiago Vecino (N), 75′ Alex Silva (P).

Tarjetas amarillas: 52′ R. Amaral (N), 55′ P. Vinicius (N), 60′ G. Jara (P), 80′ A. González (N), 80′ S. Fernández (N) en el banco de suplentes, 80′ A. Méndez (N), 88′ A. Cougo (N).

Tarjeta roja: 36′ J. Gottesman (P).

Más noticias con la misma Pasión

Compartí tu Pasión Tricolor