Pasión Tricolor 1010 AM
Seleccionar página

«SOY UN ETERNO AGRADECIDO A TODA LA GENTE DE NACIONAL»

 

Hablamos con Marco Vanzini, uno de los grandes capitanes que ha tenido Nacional en los últimos años. Inauguramos con él la nueva sección «Las 22 del Rey de Copas».

 

ESTÁ SIENDO VOTADO EN LA CONSIGNA «EL CAPITÁN DEL SIGLO XXI»

«Muy contento, agradecido a los que me están votando, a la gente. Hubo capitanes en Nacional que realmente fueron referentes, muy importantes para la historia del club. Un orgullo estar entre ellos».

 

SUS PRIMEROS TIEMPOS COMO CAPITÁN

«Fue con Hugo De León. La verdad, un orgullo bárbaro, no solo vestir la camiseta de Nacional, sino poder ser capitán, y todo lo que eso te da como responsabilidad. Traté de hacerlo de la mejor manera, tratando de aportar desde mi lugar, ciertas cosas que pueden ser buenas para el plantel o el equipo. Es lo que me llevo en el recuerdo hoy en día, de haber sido capitán de Nacional. Debe haber sido por el año 2000 o 2001. Nos intercambiábamos mucho el capitanato con Lembo. A la vuelta cuando volví por el 2005 también era capitán, con Lasarte. Fueron varias etapas de intercambios de capitanato».

 

¿QUÉ ES SER CAPITÁN DE NACIONAL?

«Mi experiencia, de lo que pude vivir, y lo que sentía cuando era capitán, era que tenía que tratar de ser bastante frío, pensante, porque muchos jugadores como que te siguen, y tus decisiones tienen que ser muy pensadas, dejando la parte pasional de lado. Eso es fundamental porque un capitán no es solo adentro de la cancha, también es afuera. Hay un montón de cosas extrafutbolísticas que también hay que manejarlas. Manejo del plantel, concentraciones, la parte anímica después de las derrotas o después de ganar un campeonato, todo ese tipo de cosas, el capitán es un poco el guía. Pasa por ahí, tratar de ser una persona fría y pensante. Obviamente que tenga carisma, que tenga cierta ascendencia sobre los compañeros, una ascendencia positiva. Eso es lo que yo puedo recordar de esa época, que había que tener la cabeza muy centrada para guiar a los demás».

 

UN JUGADOR CLÁSICO DE LEY

«He tenido suerte a nivel de clásicos, a nivel de resultados. Lo que analizo, ya desde otra óptica, es que yo tenía era básicamente ganas de ganar, de ganarle a Peñarol, y después, que analizaba mucho al rival, bastantes días previos y eso me daba cierto plus, para saber los puntos débiles del rival. Trataba de aplicarlo dentro de la cancha. Esos dos factores hicieron que yo tuviera buenos rendimientos. Principalmente las ganas de ganar, como hincha, y después el análisis bastante detallista de lo que tenía que hacer dentro de la cancha, y por dónde podíamos hacer daño».

 

EL «PALILLO» LES HABLABA Y «LOS HACÍA ENTRAR»

«No puedo dar mucho detalle porque estamos al aire. En un asado ahí te cuento. Pasaba por tener personalidad y no quedarse callado ante los roces que puedan haber dentro de la cancha. En esa época los roces y las fricciones, verbales y físicas, eran mucho más de lo que se ve ahora. Yo tenía mucho más rebeldía, y retrucaba mucho. Después se llegó a una etapa en la que ya era medio una costumbre, todas las reacciones que habían hacia mí. Ahí como que se potenciaba todo. Cada llegada al área era puteada para mí, y puteada para todo el mundo. Ya estaba todo medio podrido. Entonces estaba picante, y a mí me gustaba, me sentía muy cómodo en ese papel, era mi juego».

 

EL RECUERDO DEL CLÁSICO DEL CLAUSURA 2000 QUE TERMINÓ CON INCIDENTES Y JUGADORES PROCESADOS

«Fue complicado. Los clásicos en esa época eran mucho más picados, ya antes que empezaran. Cualquier chispazo que hubiese terminaba mal. Porque había mucha adrenalina, mucha agresividad, muchas cosas externas, que muchas veces los jugadores no lo podían controlar. Terminó en una batalla campal cuando terminó el partido, y terminamos procesados. Por Nacional, el ‘Chengue’ [Morales], ‘Marito’ Regueiro y yo. Después la experiencia de vivir en la cárcel, fueron 12 días, la verdad como experiencia humana para mí muy positiva, me enseñó mucho, me hzo valorar muchas cosas, te da cierto análisis interior que vos hacés estando privado de la libertad, que si no lo vivís, la mayoría de las personas no lo hacen. Me tocó vivirlo, saqué cosas positivas, experiencias para mi vida. Obviamente no es lo correcto, no está bueno que un deporte termine con violencia. Ojalá que no vuelva a suceder. Dentro de la cárcel estábamos los de Nacional por un lado, los de Peñarol por otro. Hacía dos horas estábamos agarrándonos a trompadas dentro de la cancha y después todos metidos en una celda, algo un poco raro y curioso».

 

AQUELLOS GOLES ANULADOS INJUSTAMENTE EN PORTO ALEGRE POR LA LIBERTADORES 2006

«No era un jugador muy dotado técnicamente ni de hacer muchos goles. Tenía mucha suerte para los goles, bastante intuición en el área. Anecdóticamente los goles más importantes que hice en mi carrera no me los cobraron. A la postre ese Inter de Porto Alegre termina siendo campeón de la Libertadores. Entonces, vos decís, si hubiesen cobrado los goles que eran válidos, Nacional hubiese llegado a la final. Por eso te digo que los goles más importantes que tuve en Nacional no me los cobraron».

 

EL GOL A DANUBIO EN JARDINES, EN LAS FINALES DEL URUGUAYO 2002

«También, sí. Ese fue un gol importante, fue una final. Me acuerdo que toda la hinchada de Danubio, todo el estadio me insultaba, porque yo había salido de Danubio, y en esa jugada en un córner hago el gol, en un partido que estaba buenísimo. Ese fue un gol importante, sí».

 

LAS 22 DEL REY DE COPAS

Con el «Palillo» inauguramos esta nueva sección en la que el entrevistado deberá responder de forma clara y concisa una serie de interrogantes acerca de su carrera, de su vida, o su visión sobre diversos aspectos que de una manera u otra siempre están en boca de todos…

 

¿UN TÉCNICO?

«Hugo De León».

 

¿EL MEJOR PARTIDO?

«Voy a tomar el último, cuando me retiré, por la carga emotiva que tuvo ese partido para mí. Nacional 1 Peñarol 0, Liguilla 2007, gol del Chory Castro».

 

¿UN AMIGO QUE TE DEJÓ EL FÚTBOL?

«Damián Rodríguez, y ‘Pablito’ Caballero».

 

¿UN ÍDOLO?

«Hugo De León».

 

¿ALGUIEN QUE TE HAYA DECEPCIONADO?

«Como persona no tuve decepciones porque tampoco me involucraba mucho personalmente con la gente que integra el fútbol. Te diría que los arbitrajes, puede ser el árbitro Torres, el de Inter, el paraguayo».

 

¿QUÉ ES NACIONAL PARA VOS?

«Es todo. Todo lo bueno que me ha pasado a nivel profesional me lo dio Nacional. Soy un eterno agradecido al club, a la hinchada, a la gente. Sin Nacional no sería hoy lo que soy».

 

COMPLETE LA FRASE: EN NACIONAL NUNCA MÁS…

«Nunca más corrupción».

 

LOS CONTRATISTAS SON…

«Una pieza clave en el negocio del fútbol».

 

SU TRABAJO ACTUAL COMO CONTRATISTA

«Lo llevo muy bien. Tengo un plus de haber sido futbolista. Uno cuando es futbolista conoce las necesidades y la cabeza del jugador de fútbol, y puede asesorarlo de manera más efectiva. Yo ya lo viví y sé lo que decirle a un futbolista, y lo que necesita».

 

¿LA MEJOR PATADA QUE PEGÓ?

«La mejor patada que di fue a Carlitos Bueno, en un clásico, por las ganas».

 

¿EL RIVAL AL QUE MENOS QUISO?

«Bengoechea».

 

¿LE GUSTARÍA SER DT?

«Me gustaría ser DT, sí».

 

¿QUÉ PASÓ CON SEBASTIÁN EGUREN?

«Nos agarramos a las trompadas. Por roces, de la vida, obviamente está todo bien, pero teníamos diferencias en la forma de pensar y de manejarnos. No creo que haya estado bien, pero terminamos mal. Pero adentro de la cancha éramos compañeros. Yo defendía a Nacional a muerte, él defendía a Nacional a muerte. Quedó todo solucionado».

 

¿EL INSULTO MÁS INGENIOSO QUE RECIBIÓ?

«Me han dicho de todo. He escuchado hacia mí de todo. De mi madre, todo. No hace mucho me dijeron que había sido una mula».

 

¿EL CLÁSICO MÁS RECORDADO?

«Te lo reitero, el que más tengo en mi cabeza fue el último. Porque ya entré con la consigna de guardar todas las emociones que iba a tener en esa cancha, porque sabía que iba a ser el último. Yo ya sabía que me iba a retirar. Traté de entrar a la cancha a absorber todas las emociones, la hinchada, el Estadio, la gente, escuchar cantar. Traté de guardármelo porque sabía que no lo iba tener más».

 

¿UNA CUENTA PENDIENTE?

«Haber salido campeón de la Libertadores con Nacional».

 

¿LASARTE O CARREÑO?

«Lasarte».

 

¿HAY CORRUPCIÓN EN EL FÚTBOL?

«Sí, hay».

 

¿CONOCE ALGÚN CORRUPTO?

«Claro, conozco sí».

 

¿QUÉ HACE EN ESAS SITUACIONES?

«Trato de ir para otro lado. Trato de evitarlo. Obviamente una persona sola no puede contra eso. Pero va por la vereda de enfrente a mi manera de ser y de pensar».

 

¿ACHE O ALARCÓN?

«Ache».

 

¿CUÁNTOS GOLES EN UNA NOCHE DE COPAS?

«En otra época, 10 (risas)».

 

¿EL MEJOR FESTEJO DESPUÉS DE UN TRIUNFO?

«La del ’98. Fue tremendo, tremendo. Sosita está con los videos guardados».

 

MENSAJE FINAL AL HINCHA 

«Que soy un eterno agradecido a los hinchas. Lo que me llevo de Nacional es la hinchada, la gente, eso es lo que llevo como bandera de Nacional. Un eterno agradecido a todo lo que me brindaron, y me brindan hoy en día en la calle, los recuerdos».

 

Más noticias con la misma Pasión

Compartí tu Pasión Tricolor