Pasión Tricolor 1010 AM

«EL LATERAL HOY EN DÍA TIENE QUE SUBIR, GENERAR FÚTBOL, Y TAMBIÉN MARCAR AL PUNTERO»

 

Comenzamos la semana clásica hablando con Jorge Fucile, futbolista que cuenta con gran experiencia en este tipo de partidos. 

 

JUGADOR CLÁSICO 

«No sé si ponerme el rótulo ese, gente de Peñarol me dice que me extraña porque a veces caldeaba un poquito los clásicos (risas). Me queda la alegría de que me quisieron de los dos lados, me quedo contento».

 

SU MOMENTO ACTUAL

«Ahora estoy en Juventud de Las Piedras, con un grupo espectacular de compañeros, también tengo compañeros que pasaron por Nacional y aspiran a ascender a Primera. Se está trabajando para eso. Yo me estoy recuperando de una tendinitis que tengo en el tendón de Aquiles, espero volver pronto y poder ayudar. Estoy en este proceso, esperemos jugar y volver a tocar la pelota que es lo que más se extraña. Ahora estoy jugando de volante carrilero, de 10, ya de lateral no juego más, ahora todo es calidad, ya no pego patadas, ahora es todo magia (risas)».

 

EXTRAÑA EL «FUCI, FUCI» DE LOS HINCHAS A CORO

«Es un orgullo tremendo, es algo único, que uno ni en el mayor de los sueños lo puede anhelar, uno lo sueña de chico que le pasen esas cosas con tu equipo del corazón de toda la vida. Me pasó en otros lugares, me pasó en Porto y me pasó en Santos, que te coreen el nombre, en la selección también me pasó, es un orgullo que me va a quedar registrado en mi corazón para toda la vida».

 

¿QUÉ SE LE DICE A UN DEBUTANTE CLÁSICO? 

«Que lo disfruten, que piensen que quizás es el último clásico que les puede tocar jugar. Yo siempre entraba pensando que era el último. Que lo disfruten, que den todo lo que tengan de ellos, no importa si se equivocan, que lo vuelvan a intentar. Que aprovechen ese momento porque es único, lo van a recordar toda su vida. Que den lo mejor y que nos puedan dar esa alegría a nosotros. Juegan en el Parque Central, que es el templo sagrado nuestro, espero que lo defiendan a morir».

 

CÓMO VIVÍA ÉL LOS CLÁSICOS 

«Depende de la personalidad de cada jugador, de cómo se lo tome. Algunos son muy ansiosos, están esperando toda la semana, un mes antes lo están viviendo, están esperando ese día. A veces pasan cosas que no tienen que pasar, como lesiones. En el partido anterior al clásico siempre pasan cosas, es por la tensión que genera. En mi caso, me tocó jugar clásicos muy importantes, como Porto-Benfica que era increíble, eso también me amoldó y me supo enseñar como jugar esa clase de clásicos. El debut mío en un clásico lo viví con mucha ansiedad y nerviosismo, porque era mi primer clásico, quería rendir y quería demostrar. Eso es lo que les digo a los gurises, que demuestren, el momento es ese, quizás el único, que demuestren lo que realmente son».

 

EL MOMENTO DE NACIONAL

«Estamos peleando el campeonato, somos los últimos bicampeones y tenemos una tranquilidad extra que nos hace estar un poco más tranquilos que los demás. Ese aliciente te genera jugar un mejor fútbol, aunque te equivoques intentarlo de nuevo. A medida que vayan pasando los partidos se van a ir adaptando todos y haciendo mejor fútbol. El clásico este es importantísimo, esperemos que den todo y transpiren la camiseta como debe ser».

 

LABORDA Y SU NUEVA FUNCIÓN COMO LATERAL

«Obviamente no es fácil, no es fácil la posición de lateral. Uno piensa que es algo simple pero no, es uno de los puestos más complicados, tenés que subir, generar fútbol, hoy en día los laterales tienen que generar juego adelante, asistir, marcar a los punteros que son aviones. Laborda está haciendo su labor, cada vez se va adaptando un poco más a la posición, eso también son partidos, son minutos jugados en esa posición, a medida que van pasando se va adaptando un poquito más. Tiene características muy buenas, es rápido, en el juego aéreo es de los mejores, salta muchísimo. Es adaptarse. Cuando te toca ser joven, y te prueban en posiciones que te necesitan, tenés que intentar hacerlo lo mejor posible. A mí me tocó jugar de lateral izquierdo, lo tuve que hacer lo mejor que podía. Me tocó jugar de central, de ‘5’, de volante. Hay que hacer lo mejor que uno puede. La posición natural ya sabés cuál es y la saben los entrenadores. Eso es un plus que te ayuda a crecer más como jugador. Mañana le va a tocar irse al exterior y va a tener esa experiencia que lo va a ayudar en esa etapa de construcción futbolística».

 

SUPO ESTAR AL LADO DE CORUJO CUANDO EMPEZABA

«Yo jugué con Corujo y la verdad tiene todo. Cuando le tocó debutar con el ‘Cacique’, tenía salida, visión, es fuerte, juego aéreo, es rápido. Te da una tranquilidad extra para el lateral, de subir, y saber que si te equivocás tenés un central de esos atrás que te va a proteger, tenés que estar tranquilo. En esa época quizás jugábamos de otra manera, éramos más ofensivos, era diferente. Al ser quizás, no más defensivo, porque Nacional genera, pero estás siempre intentando salir de atrás, que estar presionando e intentar salir jugando continuamente, ya abrís más los espacios, generás más espacios para el central para salir, los equipos también se te meten atrás, y ahí intentás jugar vos, y te intentan jugar al contragolpe. Hoy se juega con un poco más de cuidado y dependiendo de los equipos que nos toque jugar. Por momentos del partido Nacional juega muy bien y en otros momentos no le toca. Recién empezó el campeonato, se va a ir adaptando de a poquito. Cappuccio con Rentistas lo hizo muy bien y demostró por qué tenía que estar en Nacional también».

 

¿QUÉ EQUIPO LLEGA MEJOR AL CLÁSICO? 

«Por más que Nacional quizás sea irregular, lo está haciendo menos mal que los demás, porque Nacional es el campeón y va primero. Creo que Nacional está un escalón encima de los demás, con los jugadores que tiene. A veces somos muy dependientes de Bergessio, porque hace los goles y es el goleador del fútbol uruguayo y es muy importante. Pero lo estamos haciendo menos mal que los demás. Tenemos que seguir mejorando y tenemos el plus de ser Bicampeones. Tenés el plus de poder arriesgar, de no tener miedo, de poder arriesgar más que los demás».

 

EL CLÁSICO EN EL GRAN PARQUE CENTRAL

«Es un clásico más, con el aliciente de que jugás en tu casa. Me hubiera gustado jugar en el Gran Parque Central. Imaginate, el Parque lleno con toda la gente alentando, sería hermoso. Los que están ahora tienen esa posibilidad, estoy seguro que lo van a hacer bien y dejar todo. Falta la gente que no puede entrar, nada más».

 

¿CÓMO VE EL PARTIDO EN LO TÁCTICO? 

«Podés imaginar muchas cosas. La primera que se me pasa por la cabeza es Peñarol yendo a presionarlo a Nacional porque está abajo en la tabla y tiene que ganar para acortar distancia. Es lo que me puedo imaginar. Eso puede beneficiar a Nacional por el tema de los espacios. Tenemos jugadores para aprovechar esos espacios. La presión que podés ejercer son 15 o 20 minutos estando físicamente como unos animales. Después caés y es cuando el otro equipo te empieza a generar y a acribillar por todos lados, y tenés que bancar el envión. Yo la veo por ese lado, que Peñarol vaya perdido por perdido, sabe que tiene que ganar y tiene el aliciente que está en el Parque Central y quiere ganar también. La otra es que  no quiera perder y busque el resultado del empate, y si puede ganar en algún contragolpe o en alguna jugada aislada. Pero como está la situación, la veo difícil por el entrenador que tienen, no creo que hagan esa segunda opción, van a ir a buscar el partido sin dudas».

 

¿CÓMO DEBE JUGAR NACIONAL?

«Nosotros no tenemos que ir a ver qué pasa, tenemos que ir a imponer nuestro fútbol. En calidad, Nacional es más. Pero va a tener que imponerse de entrada, hacerse respetar de entrada, que se vea que si ellos salen a atacar van a ser lastimados. La manera es contrarrestarlo de la misma manera, que sientan que si van para adelante Nacional los va a lastimar. Ahí es cuando, o Peñarol retrocede, o Nacional se planta en la cancha para mantener un partido equilibrado donde ninguno se lastime hasta que alguno arriesgue. Se van a medir, pero más que nada Nacional tiene que imponer su juego y salir a ganarlo desde el primer minuto».

 

¿CON QUIÉN VE EL CLÁSICO?

«Lo veo con el viejo, con mi padre, miraremos el clásico, haremos alguna picadita o asadito y veremos el partido tranquilos como debe ser».

 

BARI MONZEGLIO, UN AMIGO

«Hace tiempo no nos vemos porque tuvo Covid. No sé que cepa se agarró pero fue algo fuerte, estaba preocupado, por suerte salió bien y está bien».

 

EL CARIÑO DE LA GENTE EN LA CALLE 

«Lo más lindo es que la gente te reconozca, que te quieran ver jugar, y te digan ‘queremos que vuelvas’. No solo de Nacional, me pasó con gente de Peñarol que me quiere mucho también, tengo amigos en la calle que me dice que estaban buenos los clásicos. Contento por todo eso, lo más lindo que hay es cargar a tu clásico rival, es lo más lindo, pero yo ya no puedo hablar más, estoy medio censurado (risas)».

 

LO QUE MÁS RECUERDA DE NACIONAL…

«El recuerdo más lindo que me queda es el día que jugamos contra San Lorenzo por Sudamericana, que lo dimos vuelta. La gente lo que fue ese día, parecía que eramos campeones, fue divino. Se había inaugurado la tribuna, se veía más gente para allá arriba, cuando Gonzalo [Bergessio] hace el gol parecía que se partía el estadio al medio, me acuerdo hasta ahora, fue el día más lindo. También el día que se apagaron las luces [partido ante Atenas por el Apertura 2018]».

 

Más noticias con la misma Pasión

Compartí tu Pasión Tricolor