Pasión Tricolor 1010 AM
Seleccionar página

“TRATAMOS DE QUE ENTRENEN BIEN DE LUNES A VIERNES, GANAR EL DOMINGO ES CONSECUENCIA DE ESO”

 

Hablamos con Dardo Pérez, entrenador de la Sexta División (sub 15) de Nacional que este domingo se consagró campeón del Campeonato Uruguayo en dicha categoría.

Dardo Pérez, como jugador, integró el brillante equipo de Nacional de 1980 que conquistó la Copa Libertadores, el Campeonato Uruguayo y la Copa Intercontinental, anotando goles importantes en aquellos logros. 

 

UN CAMPEÓN ANTICIPADO

“Por suerte, a dos fechas de terminar el campeonato tuvimos la suerte de salir campeón, y también de hacerlos participar a casi todos los chicos, en un campeonato de 17 o 18 fechas, se hacía difícil para que todos pudieran jugar. En líneas generales han jugado todos. Seguramente en estos dos partidos que faltan, a alguno que le faltaron minutos también los va a tener, eso nos deja contentos”.

 

PRIMERO TRABAJÓ CON LAS CHICAS Y AHORA CON LOS VARONES 

“Hace casi ocho años que estoy en Nacional. Un año estuve con las chicas, en Primera División y sub 15 femeninas. Después agarré esta sub 15, que ya van siete años, casi ocho, que estoy”.

 

¿CÓMO JUEGA LA SEXTA CAMPEONA?

“Primero que nada, mantuvimos bastante la idea y el modelo de juego que venían teniendo ellos en Séptima [Sub 14], que habían salido campeones. Nosotros por supuesto que aggiornamos algunas cosas, pero mantuvimos el plantel, e inclusive a pesar de la pandemia agregamos tres jugadores que han participado. Lo más importante es haber continuado el trabajo que se había iniciado en Octava, después en Séptima y ahora se vuelve a repetir en Sexta. Sobre todo mantener la idea, estamos buscando esta intención de juego y ese modelo de juego, poder seguir aggiornándolo con algunas otras cosas”.

 

INCULCANDO VALORES A LOS PIBES 

“En mi caso, yo pienso que lo más importante es convencerlos de que el entrenamiento es de lunes a viernes, y después lo que se logra el fin de semana es consecuencia de lo que se hizo de lunes a viernes. Lo más importante es antes, las evaluaciones que hacemos son de lunes a viernes, para después lograr el objetivo del fin de semana. Sobre todas las cosas, el entrenamiento es lo más importante. Dándoles confianza a los que no les toca jugar, porque el compañero lo está haciendo bien, o porque hay que esperar la maduración de algunos jugadores, no solamente física sino también futbolística. Convencerlos de que todos van a ir mejorando y van a tener su oportunidad. Eso lo vengo haciendo hace muchos años. No creo que el jugador que esté jugando hoy de titular, mañana en Quinta lo siga haciendo, de repente alguno que arrancó más tarde, que le costó un poco madurar, y que tenía condiciones y no se las veían, lo que hay que tener a veces es un poco de paciencia. Y a veces no es solo con el chico, porque uno con el chico lo convence, lo tiene día a día y se lo va demostrando, le va mostrando lo que le faltan y lo que ha mejorado. A veces el tema es con los papás, porque a veces son un poquito ansiosos, quieren ver a su hijo de titular, y no tienen esa paciencia que nosotros queremos inculcarles, para que el chico siga creciendo y siga teniendo la evolución de ese lunes a viernes, para después poderlo reflejar el domingo. El jugador, si entrena bien, es intenso, es ordenado y tiene buena técnica, el domingo no tiene problemas en demostrarlo. En eso estamos, constantemente arriba de ellos, para que lo sientan así”.

 

¿LES TRANSMITE ALGO SOBRE SU EXPERIENCIA?

“Muy poco, sinceramente. A veces hablamos algo de lo que me tocó vivir a mí, pero por arriba, generalmente no hablo de lo logrado. Sí lo que les cuento y les digo, es que yo tenía 12 o 13 años cuando llegué a Nacional, y que me tocó vivir todas las inferiores en el club, y todo lo que significaba para mí eso, estar en Sexta, a pesar de que había chicos que en esa categoría me llevaban dos años. A mí me costó, yo jugaba con chicos mayores que yo, pero siempre quise llegar a jugar en Primera, siempre me dediqué al fútbol tratando de hacer lo mejor posible, en los entrenamientos y en el cuidado personal. Si nosotros los podemos convencer a ellos, no solo de entrenar al mango, sino también del cuidado, en las comidas, en el descanso, en lo social, en eso sí, me pongo un poco como ejemplo, porque en Nacional habían muy buenos jugadores, y de repente no todos pensaban de la misma manera, y tal vez alguno quedó en el camino. Yo les digo a los chicos, si piensan en eso, si se cuidan, si se van formando como futuros profesionales, yo no considero hoy que en Primera no se sea profesional 100%, para poder rendir como el hincha espera”.

 

LAS MEJORAS EN LOS CÉSPEDES

“Yo no soy el más indicado para hablar de Los Céspedes porque es mi debilidad. Estuve desde los 12 años hasta los 22, después volví en el año ’84, y ahora hace casi nueve años que estoy. Para mí es hermoso, cada año más lindo, cada año tiene cosas mejores para poder trabajar. Yo sueño que va a haber todavía mejores cosas para Los Céspedes, sueño con esa cantera inagotable a full en todo sentido. No hay duda que en el fútbol uruguayo somos pioneros. Sé que cada vez va a estar más lindo, para mi es una paz cuando voy a Los Céspedes. Digo medio en voz baja la alegría que me da ir todos los días, porque todavía que me pagan por ir, si los dirigentes me escuchan se van a avivar y no me van a querer pagar más (risas). Para mí ir a Los Céspedes es un placer”.

 

SU LUGAR EN EL MUNDO

“Me acuerdo cuando yo estaba concentrado, yo tenía pájaros, los traía a Los Céspedes, los ponía en los árboles y me sentaba a tomar mate, a escucharlos cantar, a la sombra. Estamos hablando del año ’80, y cada vez está más lindo. Cada vez que vas se están haciendo cosas y se está mejorando. Va a haber un momento que vamos a hacer excursiones para que la gente vaya a conocer”.

 

LA LLEGADA DE FERNANDO CURUCHET COMO COORDINADOR DE FORMATIVAS

“Muy bien, él llegó a una infraestructura que ya venía encaminándose, y se adaptó bien. Por supuesto que fue bien recibido. Poco a poco va inculcando algunas cosas que quiere mejorar, otras que quiere mantener, y otras que quiere seguir avanzando en la mejora. Hablamos de infraestructura y de metodología. Nos llevamos muy bien y debatimos mucho de fútbol, eso es lo bueno. Todos queremos lo mejor para las inferiores, poco a poco se va a seguir mejorando. Lo que no debemos es estancarnos, debemos estar todos los años haciendo cosas para seguir mejorando y avanzando”.

 

EL PLANTEL DE LA SUB 15 CAMPEONA

“A esta edad cuesta un poco nombrar a uno. Este equipo tiene un plantel bastante bueno, no en vano hay 10 jugadores en la selección, y otros que no tuvieron la suerte de estar en la selección pero han sido vistos y han dejado buena imagen. Es un plantel bastante parejo, con jugadores de muy buena técnica. Lo principal es inculcarles el entrenamiento, exigirse al máximo, cuidarse, alimentarse bien, así posibilidad de que puedan llegar a Primera va a acrecentarse, que es el objetivo. El mayor anhelo para mí es cuando veo un chico de las inferiores debutar en Primera, eso es lo más importante. A veces más que un campeonato que uno pueda lograr. Por suerte Nacional les está dando oportunidades a los jóvenes, eso le va a venir muy bien al club”.

 

UNA ANÉCDOTA DEL NACIONAL CAMPEÓN DEL MUNDO 1980

“El día que me toca debutar en Nacional, estaba en la habitación con Espárrago. En un momento eran las 10 o las 11 de la noche, ya habíamos cenado, estábamos en la habitación, Víctor ya por acostarse, él se acostaba muy temprano y a mí me costaba dormirme temprano siempre, no solamente por el partido. Pero él se acostaba y se levantaba temprano, y yo al revés, me dormía más tarde y me levantaba más tarde. En un momento le dije que estaba muy nervioso y ansioso. Él me preguntó cuántos años tenía, le dije 18. Me dijo: ‘yo tengo 35, y siento lo mismo que vos, estoy ansioso y nervioso, quedate tranquilo que mañana cuando muevan la pelota se te va a pasar’. No sé, por lo menos a mí en ese momento, me dejó dormir. Creo que mal no me hizo, porque justo ese partido ganamos 1 a 0 e hice el gol yo. Así que mal no me hizo”.

 

SALUDO FINAL A LA HINCHADA

“Les mando un saludo a todos los hinchas de Nacional, decirles que estamos haciendo todo lo posible para que a nivel juvenil tengamos presencia siempre en el primer equipo. Les mando un fuerte abrazo. El cariño que me brinda el hincha de Nacional es recíproco, porque para mí, ha sido un orgullo jugar en Nacional. Más allá de un anhelo, es un orgullo, estar en la historia de Nacional me llena de orgullo, y sé que mis padres que fallecieron están sumamente orgullosos, también mis demás familiares que son de Nacional o de otros equipos como Danubio o Peñarol, pero están orgullosos de lo que uno le ha podido brindarle a Nacional. Es un agradecimiento eterno. Un abrazo tricolor”.

Más noticias con la misma Pasión

Compartí tu Pasión Tricolor